Sábado. - 2017 2 11

Estoy despierto hace tantas horas que flasheo que ya es domingo.
Me desperté 5 a.m. y dije "bueno, dale".
Vi la ciudad oscura y el verde del jardín meciéndose en la -aún- noche.
Lo vi a Teo, cual vigía, sentado en la penumbra del patio.
Vi el amanecer y las flores que el jazmín le regala al pasto.
Tengo mucho sábado por sabadear...
... y hay altas probabilidades de siesta.