Batalla, Bote-ya no. - 2016 11 29

Feliz cumpleaños, Gabriella.
Feliz vos, feliz tu Mundo, feliz tu Cuerpo.

Hace casi medio año te silbaba de reojo, sabiendo que no éramos hace rato y que no íbamos a ser.
Nos conocimos en un verano, luego de años en el mismo cuarto sin hablarnos. 
Nos hablamos, escuché tu voz y pensé: "no sé si le gustaré a esta bestia amazónica".
Luego nos conocimos y fue tan rápido saber que sí, que el tiempo voló bajo los pies.

Cruzamos un invierno amándonos a la distancia, atrincherados en nuestras fronteras neuronales, conformes con sabernos el uno y el otro en la Galaxia. Y el tiempo pasó.
Este segundo invierno ya no estabas, porque te busqué. Y no te vi.
Te extraño; la última vez que hablamos tu clima era una tormenta sin augurios de celeste. Todo negro, todo gris. Y no hubo otra cosa que entender.
Me quedó ese nudo de saber que quizás el camino conducía a la disolución de tu ego que, tan fuertefrágil, parecía conducirse hacia un río alcalino. Porfiado, como mínimo.
Te extraño porque te busco en el Universo y no te puedo ver. No sé dónde ni cómo estás. O, mejor dicho, imagino que estarás, pero me intriga más saber si estás viviendo tu Cuerpo o inmersa en una batalla. O si seguís viviendo la batalla que es tu Cuerpo.

Un "feliz" un poco raro de mi parte, lo sé.
Un poco raro esto de hablarte, ahora en un cuarto vacío; también, lo sé.

¿Qué va? Si me lo quedara sin decir, sería lo mismo. Así quizás algún pájaro cantor transmita estas notas. 
Solo para decirte que te extraño pero, más importante,
Para decirte que te quiero y deseo que estés bien.
Feliz cumpleaños :)