Doula. - 2016 4 18/9

Este escrito es para un "vos" que ya no está,
De un "mí" que no quería que volviera.
Vos no lo vas a leer, porque "vos" ya no volvés,
Y porque el "mí" que ahora soy yo enloquece frente a este espejo,
Ahogándose entre notas y miradas.

Este río; no distingo su color.
Alguna vez fue rosa, fluorescente; alguna vez fue la luna y nos iluminó a través de tus cortinas.

Yo me fui y vos te fuiste y después volvimos, para volver a irnos. Te fuiste vos y yo me quedé; 
Sentado en la estación, desorbitado, implorando no añorar.
Dejé pasar el siguiente tren y me tomé otro ramal, porque no pude no desear... y olvidé sacar boleto.

Hace poco nos leí y me sentí amargo; el Universo siempre es hacia adelante.
Sentí dolor y responsabilidad; sentí ganas de abrazarte y decirte que te quiero, pero estás en otro lugar. 
Y a ese lugar, hoy, este "mí", que soy yo, lo siente inalcanzable.