Nedia. - 2015 9 30

Hoy quemé todo tu Ser
Todas tus cartas
Todos tus chiches
Todas tus canciones.

Te fuiste a Villa Enrosque, población: vos
Si sabés que no es por eso que no estás
Si no fuera por ella, que no está, quizás estarías
Si todo fuera algo distinto a lo que pasó.

Te amé un tiempo más por esperanza
Otro, por angustia
Otro, por lástima
Otro más no te amé.

El amor se acabó -cuando transparenté tu locura-
Y yo quemé todas tus cosas
No es por desidia, ni amargura
Es que necesito espacio para guardar frazadas viejas
De noches que nunca se estrenaron.

Relojes de invierno. - 2015 9 23

Las enredaderas se desarman con el frío
Las paredes quedan crudas, la pintura desatada
El revoque desmaquilla
Los lugares se esconden.

El frío, de color azul
O rojo oscuro, seco
Las espinas no te dan ni la hora
Aunque les des golpes secos en la nuca.

No sabés
Qué sabés
No es que hay nadie
No hay alguien.

Las agujas se congelaron a las seis de la mañana
Habrá que esperar a que el Sol vuelva a madrugar.

Tépsticos. - 2015 9 17

Los peligros de asomarse a un vacío.
Los peligros de asomarse a un vacío radican en distintas cosas.
Un vacío es un no lugar. Un espacio desplazado.
Un colador cuyos agujeros son tan grandes que ya ni siquiera funciona como tal.
"Vacío es no tener fuerzas para seguir".
Yo no lo dije. Lo acabo de escuchar.

El vacío puede estar lleno. Y ese puede ser uno de los peligros del vacío. 
Uno se tira, pensando que su recorrido dispone, como mínimo, de algún tramo de incertidumbre previa al supuesto rebote que lo impulsa (en caso que la pileta esté llena -o los globos, bien inflados-).
Pocas cosas des-preparan más que un vacío que está lleno.
Un bostezo a medio camino. Con un dedo en la boca.
Un estornudo sin ganas.

Escribir, es, en cierta medida, asomarse al vacío que yace acá abajo, en esta hoja que nunca termina; que no bosteza; que no camina.
Esta hoja que está acá, por siempre, porque -por más que la llene- mañana amanece vacía.
Cuando escriba demasiado rápido, seguramente no se me entienda la letra. Ni el significado.
Como ahora.

Alcalinos (al carajo). - 2015 9 9

Todo este Mundo ácido decanta hacia su base, lo corroe y genera un agujero tan discreto como la distancia entre tus hombros.
Mirar hacia abajo es caerse automáticamente en un abismo de signos de pregunta sin cerrar.
Nadie nunca cómo quién dónde. 
Nunca un "ahí". Nunca un "lo".
Llueven celulares sin chip. Bloqueados.
Y esto se convierte, casi sutilmente,
En cualquier canción de Divididos.