Flinci-múd. - 2015 5 14

Vos vas a ser alguien que va siendo alguien a lo largo de los lugares.
Los lugares son un poco caóticos, arbitrarios, también un poco etéreos.
Pero cada lugar te representa. Y, si es que uno cree en que la propia existencia lo sobrepasa -que, como mínimo, sobrepasa los márgenes de nuestra conciencia-, cada lugar tiene algo.
Y cada algo es un viaje.
Ser es un poco eso; viajar a lugares que pueden ser conocidos y desconocidos y siempre tienen algo por conocer. Por reconocer. Por desconocer. 
Los lugares a donde vas son algo que te representa. Aunque no elijas el camino porque, en todo caso, uno siempre elije mantenerse en él o hacerse a un lado.
Los lugares siempre son nuevos. Como cortarse el pelo. Seguís siendo vos pero algo cambió en forma definitiva, concreta, concisa y por tiempo indeterminado.
En el fondo, vos sabés que seguís siendo vos. En todo caso, te das -y nos das- el camino a un viaje para volverte a conocer.