Retoño. - 2015 3 18

Me estoy levantando y me caigo de nuevo.
Debería cortar el pasto.
Debería hacer tantas otras cosas y no puedo.
Y no quiero.
Mi voluntad está hermética. Enjaulada entre rejas electrificadas.
Hace tres o cuatro días que vengo a los electrocutazos.
Se ve que no entiendo; se ve que no veo que no hay techo.
O que tengo el cuello demasiado duro para mirar hacia arriba.
O que me quiero electrocutar.
Es el amor que me besa en estéreo.
Es mi deseo que me tiene sin cuidado.
Son mis deseos; los de vivir con la vida y los de morir en el Viento.
La tierra se acumula entre los pelos de mis piernas. Casi estamos en otoño. Quiero volver a usar pantalones. Despertar en un café luego de una rica siesta.
Quiero al otoño.