Caminar. - 2015 3 2

No sé qué está pasando y sé que están pasando cosas.
La luna se está levantando mojada.
Yo me encuentro anhelando rulos en lugar de líneas.
Si te hablo, me convierto en un erizo.

Si te hablo me convierto en un abrazo.
Para hacerle cosquillas a la luna necesito una escoba bien larga, con cepillo en la punta.
Y, para mantenerla en punta, necesito conectar. Necesito conectar con algo en la luna.
Me es difícil caminar en línea recta. Necesito una mirada, una sonrisa, necesito jugar.
Necesito que no haya control ni directivas y necesito empezar. Y la luna siempre asciende. Y mi forma empieza arriba.

Trato de subir y bajo. Me caigo y es difícil levantarme; no pude conectar.
Es difícil levantarme porque lo que nos hace bien nos hace mal.
Navegamos por un rato, el destino del viaje es un tanto insípido. El camino es ameno pero no es pleno.
Como primera vez que caminamos juntos, lo hacemos a destiempo y tropezando. Llevándonos en abrazos.
Me gusta caminar.
Me gusta caminar y necesito que miremos cómo somos, cómo salimos, cómo llegamos. Cómo es el camino. Quizás necesite conectar con tu silencio.

Puede que el aire nos levante. Puede que el agua nos moje.
Puede que no pueda conectar. Para saber eso, voy a caminar.