Devolver. - 2015 2 12

"Volver" es imposible. No existe "volver".
Cuando era más pendejo y miraba televisión, hacía zapping a los pedos. Me quedaba con la primera imagen que venía de cada canal, automáticamente pasaba al siguiente y -en el lapso que mi televisor tardaba en cambiar de canal- procesaba la imagen que había visto y decidía si valía la pena "volver" o cambiar de canal ni bien enfocara la primera imagen del que venía. Era un juego peligroso.
"Volver" nunca era volver a la misma imagen. Era volver y quizás encontrarte con que, en realidad, lo que habías visto ya no estaba. Por variadas razones.

Bueno, "volver" es imposible. No se puede volver hacia atrás en las cosas. Menos que menos en el Mundo. La trascendencia no tiene un tiempo determinado. La realidad solo existe en el presente. Lo que viene después es relativo a otra consideración fuera del tiempo. Justamente, trascender.

No ha lugar.

No podés volver atrás de las cosas que conforman tu Mundo.
Las cosas son, cada vez, más crípticas. 
Vienen cifradas en lenguajes que no entendés.
Y no hay por qué entender.
Cuanto más alto saltes desde las alturas, más tonos de azul vas a conocer.
El verde existe en el mar; las olas olean, imposible volver.