[+no]. - 2015 1 9

¿Por qué? 
¿Por qué tenés que no entender que no entendés?
¿Por qué no podés entender que no entendés?

¿A quién le escribo?
A las presuntas Almas que no entienden lo que pasa cuando pasa el Viento.
A las direcciones que brotan y se disparan hacia los rincones oscuros de tu sentido de dominación.
¿Por qué dominar? ¿Para qué intentar dominar una conciencia?

Si las formas no me gustan, es problema mío.
Si los tonos o las comas -o los puntos suspensivos- no me gustan, es problema mío.
Si las risas que no sonríen se sonríen sin reír, es problema mío.
Y si vos no entendés cómo una persona puede ser libre y cómo eso no tiene demasiado que ver con vos, es problema tuyo.

¿Para qué crear problemas en lugares donde puede reinar la paz del silencio y la comprensión?
La turbulencia más jodida es aquella invisible, que se nota solo cuando el andamiaje ya canta en augurio su doblez final.
El metal es un material súper resistente. Así y todo, con las sucesivas limadas, se desgasta y empieza a chirriar.

Bueno, está chirriando.