Bendecir la gilada. - 2015 1 8



Los duendes con bonete rojo suelen experimentar particularidades que atañen a su condición de triangularidad ascendente hacia el Cielo. 
Por más que el dispositivo que los comunique con las entidades celestiales pueda ser descrito -técnicamente- como algo artificial, superpuesto, no por ello deja de ser un mecanismo efectivo para trascender cierta posición de centralidad del ego frente al Universo y permitir que el eco de las estrellas arroje un polvo brillante sobre las mejillas.

A mis amigos los duendes les encanta la gilada. Y la gilada no es ni algo bueno ni algo malo porque es una conceptualización que se circunscribe dentro de cada tiempo y espacio específicos. En este momento mi gilada es una botella con agua a medio llenar y una taza de café recién vacía. Mi cuerpo en este momento también está relacionado con la gilada, porque está directamente vinculado con las presencias anteriormente mencionadas. Sobretodo con la taza de café. Es un día húmedo y la humedad es una re gilada. La transpiración, esa capa de humedad que decide fenomenizarse entre los productos de mi Cuerpo y las condiciones meteorológicas del aire, actúa como facilitadora de una gilada atmosférica.

¿Vio, doña? Hay gilada para todos los gustos. Gilada de color naranja, gilada con cosito y sin cosito, con lucecita y también a pilas. Y todo por el mismo módico precio: la descentralización de su percepción.

La gilada es como la cumbia: no sabés si está del todo buena o no, no sabés bien hasta qué punto te está divirtiendo y hasta qué punto es un entretenimiento auditivo casi mecánico, pero funciona. Brinda sensación de holgadez y cierta relajación existencial frente a la vida. 
Por supuesto que hay giladas bravas, confusas, duras, que compran pelón, durazno y damasco aún en temporada alta -y de a dos kilos-. 

"Gilada" puede remitirte a distintas concepciones sobre el estado de los asuntos de la cosa. Gilada helada, granizada, bramante, confusa, dura, molesta, estrepitosa, calamitosa, piripitosa.

Y nunca se puede saber con antelación el significado de la misma. La gilada "es" "en el preciso lugar donde es".

[el preciso lugar] <- aqu="" est="" gilada="" su="">