Una vuelta más al Sol. - 2014 12 31

Hace un tiempo me propuse hacer de la escritura un trabajo creativo, intelectual y reflexivo.
El objetivo fue simple: hacer mínimo un escrito por día o, como objetivo paralelo, lograr una cuota mensual de, como mínimo, treinta escritos.
Nunca me forcé. Encontré el momento ideal para escribir y las ideas siempre se encontraron. Me basta con mirar un poco el Cielo, ver algún color llamativo, mirar alguna sonrisa.

Este año termina y este escrito es uno más del que había pensado. Uno más, porque me gusta salirme de mi propio libreto. Uno más, porque es un año más que viene.

El año que se va y el año que viene es la Tierra girando alrededor del Sol.
El planeta. Es una vuelta. 
Por eso me gusta festejar el cambio de año.
Cada cambio de año es una vuelta más del Mundo alrededor del Sol.
Y eso me gusta. Tiene que ver con sentirnos parte diminuta -pero parte, al fin- de toda esta cosa que pasa en la existencia de esto que llamamos vida.
Una vuelta más al Sol, un simbolismo puro y concreto. Astronómico y no por ello menos metafórico. Una forma de existir de nuevo desde un punto de partida que no es precisamente arbitrario. Tiene que ver con la forma en que gira nuestro planeta alrededor del eje que le sirve de sostén vital.
Una vuelta nueva.
Una vuelta más.
Una más.