Ritmicafé. - 2014 12 7



Hoy la lluvia es un deseo.
Tras cuarentas horas de no querer saber lo que es el Sol,
Hoy la lluvia es un deseo.

La lluvia apaga el fuego, apaga un fuego. Podés apagar tu fuego con la lluvia.
El olor a agua es muy particular y generoso. La palabra "humedad" es relativa, lo que importa es la presencia de agua en la vida. En la vida pasada por agua.

Hoy la lluvia es un deseo.

El camino que transitaste con furia infernal se va a dormir con esta lluvia.
La construcción enigmática del aire se llena de sustancia con esta lluvia.
Los deseos de las Almas que aman se llenan de amor con esta lluvia.

Y hoy la lluvia es un deseo. 
Un deseo de sillón. Un deseo de café. Un deseo de lluvia.