Más sorgo. - 2014 12 23



Explotar en la vida significa estallar un rato.
Los globos no se pinchan.
Estos globos, al menos, no se pinchan.
Están destinados a elevarse en tu conciencia y generar un techo lleno de aire colorinche.
Los globos suben y bajan, vuelven a subir y, en algún momento, deben decidir: o se desinflan o estallan.
Algo tiene que pasar.

Si los globos se desinflan, es con el paso del tiempo. Es por haberla quedado completamente en la vida, lo cual no está ni bien ni mal. Quedarla puede ser un ejercicio de meditación. Como escuchar música sin estar escuchando música.
Y si estallan, si se va todo al carajo y se revientan al unísono, también está bueno porque vuelan pelucas. Imaginate un techo lleno de globos que estallan al mismo tiempo. Como mínimo el techo da un pequeño saltito.

Los globos de las cosas de la vida en tu conciencia llegan al techo y vos los ves levitar. Son muchos y hay de todos los colores: rojos, verdes, amarillos, también negros. Todo bien con los globos negros. Los globos negros tienen un centro gravitacional que ordena otros grupos de globos. Sugieren posiciones de manera cautelosa, sin usar imperativos.

Los globos no se pinchan. Pueden estallar y desinflarse a lo largo de la vida.
Estos globos, al menos, no se pinchan.
Y si estallan, mueven un poquito el techo.