La presencia de la piripitonga. - 2014 12 5



En el peor momento de la Vida va a aparecer lo que más te molesta.
Estás hasta las re contra tetas, no te dan los espíritus para acicalarte el Alma y viene otro demonio más a complicártela.
Querías un día fresco, saludable, sano. Sano.
El calor irrumpe en el rabillo de tus ojos.
Te das cuenta que hace mucho calor cuando la gota comienza en tu coronilla y llega hasta tu talón en un viaje sin escalas. Te recorre. Surca el grosor de las texturas textiles que llevás puestas, se te caga de risa y te dice que ahora vienen sus amigas. Detrás de una gota de agua siempre cae otra gota de agua.
La presencia de la piripitonga es un recordatorio más sobre la existencia de lo monocromático en el Mundo. Las cosas son "así" o "asá" y nunca de otra manera. Así o asá. Nunca visité Asia.