Es pon ja. - 2014 12 6



Hoy conté seis palabras en un espacio llamado "Género" y cultivé un puñado de palabras que se supieron abrazar entre sí sin concepción de espacio y tiempo.
Las palabras pueden ser una especie de serpientes que vagan en un desierto lleno de dunas. La arenosidad del suelo permite bailar una danza hiperbólica que las lleva hacia lugares que no existen. 
Un oasis y un espejismo se parecen en sentido que tienen efectos en la inconciencia.
Agarrás una esponja, la apretás y -a medida que la soltás- la vas llenando con tus ilusiones. Las mismas corren hacia tus manos y se exprimen dentro de la esponja. Soltás gradualmente la mano y la esponja se hincha más y más. Cuando está suficientemente llena empieza a chorrear. Y cuando chorrea te das cuenta que es un espejismo. La esponja existe pero no está llena. Sin embargo tenés los pies mojados. Quizás el clima avanza tan rápido que las cosas se suceden sin ningún tipo de detenimiento en la conciencia.
Ahora mirás y la esponja ya no es. ¡Ja! Bad mambo.