Tamtám. - 2014 11 12



¿Cuáles son los colores que más te gusta ver en el Cielo?
Es inevitable que la presencia celeste en la vida sea inminente en forma inconducible.
El Cielo no puede dejar de ser un Cielo celeste. O azul. O gris. O negro. O blanco.

¿Son las nubes, acaso, parte de ese Cielo?
¿Qué le pasa al Cielo cuando se nubla? 
¿Es acaso un estado anímico más suyo?

Ayer salí a caminar y a invitar gente a la vida. Y hay gente que no quiere vivir. O le da vergüenza o envidia o miedo la vida ajena. 
Fui con una sonrisa y recibí un "tamtám".
"Tomátelas, flaco". Tamtám.
Yo sé que no tengo malas intenciones. Pero quizás los demás no. E, igual, tamtám.

Las nubes en el Cielo son una práctica de paciencia.
Vos sabés que el Cielo es eso también y las nubes son su composición en dicho momento porque, además, sabés que el Cielo no existe. Que es una superficie etérea e insignificable. Ni siquiera como la Tierra, que está ahí, que la podés agarrar. Ni siquiera como el agua, que se escurre pero se puede tomar. El Cielo es inagarrable. Y vos no lo querés agarrar. Sabés que no se puede y, además, ¡no querés! No querés agarrar ni tomar todo lo que te gusta. Porque no es así o te parece que no es precisamente así. 

El Cielo es intomable. Tamtám.
Hoy escribo con los brazos extendidos en señal de irreverencia. 
Si expongo más mi Cuerpo me vuelvo más vulnerable y es precisamente eso lo que busco.
Dejarme tajear por la Realidad, por lo Real, dejar que la vida me cague a trompadas en forma simbólica. Y, quizás, con un poco de suerte, en forma física.
No, no busco dolor. Tampoco busco sufrir. 
Lo que busco es Real. Ser atravesado por las intenciones del Mundo y sus Almas. Sus dolencias, sus miedos, sus terrores y sus resistencias.

Vos salís a la vida a invitar a gente a vivir y recibís Real que tiene que ver con la parte más podrida y mecánica de la Mente de otra persona. Y ni siquiera estabas pensando en ella. Pero ella te piensa porque no sabe hacer otra cosa.

Qué se yo. Si algo odio es ponerle moño a las cosas. ¿Cerrar sentido? ¿Para qué? Para eso está la Muerte.

No. Yo quiero dejar todas las puertas abiertas. 
Y si hay mucho Viento, asustarme con un flor de portazo. 
TAMTÁM.