MONDOÓM. - 2014 11 16

Contemos una historia que tenga que ver con Algo.
Tiene que ver con un Algo que, por supuesto, está relacionado a mi persona. No, no hablo de mí. Hablo de vos. Porque yo... vos.
Tiene que ver con un Algo que atraviesa la Naturaleza de las cosas. 
¿Cuánto tiempo podés estirar un "óm"?
Jam-óm.
Xilof-óm.
Chab-óm.

Una forma fácil de vivir la vida es adjudicarle todo lo mundano al Mundo y todo lo celestial al Cielo. Olvidarnos de nosotros mismos.
Es fácil decir que sí. Es fácil olvidarse que el Mundo es nuestro y que cuando llora, somos nosotros. 
Es fácil pensar y no pensar. Que la conciencia se encargue de nuestros "problemitas" y los del otro sean "mambos".
"La gente está mal". Desglosemos.
"La" es, de entrada, una ilusión. "La" pretende decir algo así como: "abarco en esta palabra a la totalidad de lo que voy a enunciar de manera ontológica". Gilada.
"Gente" no existe. Existe pero no es. "Gente" es "los demás" y eso no funciona así. El Mundo de las personas y los vínculos no funciona en forma egocéntrica, por más que queramos creer que somos ejes de lo ajeno.
"Está", una forma estúpida y berreta de querer embozar una sigificación bajo el pretexto de convertirla en una apariencia que se da como fáctica en el Mundo de las cosas. El sentido del estatus, del estatuto, del existir sobre la superficie de la Tierra, como pretexto para decir que la cosa existe. Nunca es "estar", "están" los objetos, las cosas. Están los entes y las instituciones. Y no las personas, ni los seres.
"Mal". ¡Ja! ¿¡Qué es "mal"!? Mal es estar como estás vos. Que te retorces el culo para pensar por qué todo lo malo te pasa a vos. Que no pensás por qué los perros huyen de tu existencia y por qué en la puta vida te van a gustar los gatos. Que creés que tu vecino tiene propuesto hacerte la vida imposible y que la yuta quiere matarnos a todos.
Pero ¡tranqui! Que no hablo de vos, persona. Claro que no hablo de vos. Porque hablar de "vos" sería como hablar de "gente". Hablo del otro. De ese que tenés al  lado. Ese con cara de nada. Esa con carita de culo al escabeche. Ese que no quiere probar la vida por temor a que le guste. Esa que tiene tantos problemas para pedir "perdón" como para que le hagan una caricia.
Ese que es el tercero.
Tercerese, tereré.

El Mundo existe en paz y no nos necesita. Somos una existencia pasajera y el mismo elabora su desarrollo sobre el Cosmos en un eterno mantra.
La oscuridad es una forma de entender el contexto del surgimiento de las cosas. Nunca es mala.
Las estrellas no son "algo que está más allá" si no pequeñas luces que hacen amena la noche en este cuarto inter-dimensional llamado Universo.
Yo los conozco, son ocho los Cosmos, pon los focos con los troskos.
Óm.