Máils. - 2014 11 29



Soplate un pedo a través de las fosas nasales.
Invertí todo, siempre existe el "Control + z". 
Armá una montaña de personas y mandalas todas juntas a cagar. Sin fila ni turno anticipado. Sin día ni horario.
Agarrá la porción de Mundo que te parece una mierda y pateale absolutamente el orto.
La vida no va a cambiar por vos porque es un concepto que no existe.
La vida no es Algo; sos vos, las personas que te rodean, los seres, los animales, las plantas, los insectos. Los que ves, los que no. Las millones de bacterias y gérmenes que te están rodeando en este preciso momento. Las arañas que se te meten en la boca mientras dormís. Los mosquitos que te pican y te hinchan más los ovarios y los huevos que la zona picada. Ni que hablar si te pican en los huevos.
El Mundo no va a cambiar por vos. No tenés por qué exigirle Algo al Mundo. No tenés por qué y no lo vas a hacer.
Vas a agarrar esa porción de Mundo y la vas a morder fuerte. Tan fuerte que va a gritar de dolor y placer al mismo tiempo. Le hincás iracundo el diente y lo despedazás, le arrancás un pedazo, lo hacés mierda. Lo mandás al carajo. Le das un viaje de ida. 
Vas a hacer que todo el Universo estalle de emoción.
El fenómeno del quilombo se va a propagar indefinidamente hasta que se te acaben las ganas de acabar.
No vas a terminar nunca porque no hay qué terminar y "terminar" no es posible. Terminar no es posible en este Mundo. 
Siempre se sigue. Sin nosotros, que nos morimos.
Sin nosotros, que dejamos de existir en esta transición inservible llamada Camino de las Almas.
En este Universo insignificante, indómito, tan berreta como hermoso, tan imposible, tan complejo, con tanto olor a tantas cosas al mismo tiempo.
Este Mundo no va a cambiar porque no tiene por qué hacerlo. Es hace millones de años así. Y sin embargo cambia. Quizás no como querías. Pequeño detalle.
...
Relajate y disfrutalo o rompele la cabeza a patadas en el culo.