Féminachista. - 2014 11 3

La peor forma de machismo -y la más siniestra- es la que adopta una mujer al incorporar los parámetros de comportamiento del hombre machista como propios y coherentes. Su realidad queda sesgada y cegada a la imposibilidad de salirse del juego machista en sí. No existe otra opción. El pensamiento libre no es posible. La mujer queda condenada a percibir, pensar y actuar como un hombre machista le sugirió toda la vida que debería hacerlo. No existe otra posibilidad.