El cansancio. - 2014 11 4

El cansancio es un lugar curioso.
Estoy cansado y se me cierran los ojos.
Mi Cuerpo me pide cosas que tienen que ver con luces tenues, preferentemente acolchonadas -o, como mínimo, mullidas-.
Yo hoy estoy cansado y me doy cuenta por cómo rebota el brillo de la luz en mis ojos.
Mis ojos me piden que baje ya mismo la persiana. Y puede ser. Puede que lo haga.
Primero quiero atravesar el cansancio.

Estar cansado es irse un ratito del Mundo. Yo ahora me voy, más tarde vuelvo, sigo estando pero me desconecto. Me voy para volver.
Estar cansado es dejar que la pelota pique hacia su quietud. Que el Viento se inmiscuya entre tu piel y la ropa y haga de esta unas lindas velas para surcar el Mundo azul.
Estar cansado es visitar el Mundo azul. Lo celeste es el Cielo. El azul tiene que ver con la conjugación de Cielo y eternidad.

Descansar es irse un rato a lo eterno.
Y hoy necesito descansar.
Así que me voy un rato a lo eterno.
A dormir en un sillón de algún lugar.
Y en el asiento del subte o el colectivo.
Me voy un rato y me doy un recreo del Mundo estando en el Mundo.
No pongo "stop" ni "pausa". Bajo el volúmen de la realidad y permito que las cosas existan sin mi nombre.
A descansar.