Notas sobre una mousse. - 2014 10 12



La forma en que se delinea la línea de contorno del corte en la parte de abajo, de derecha a izquierda, curva.
La porosidad del mousse cuando se levanta el tenedor.
La porosidad. Agujeritos, miau.
Con ese leve jopito de mousse que queda asomando por el borde superior izquierdo.
La forma en que se comporta el bocadito que es retirado del plato cuando es levantado finalmente con el tenedor. Hace como una leve curvita y se vuelve más redondo por la fuerza de resistencia que le ejerce el último punto de contacto con la mousse. Como que dice "bueno, dale, nos vemos", le da un último abrazo y en ese abrazo se curva un poquito y sale más redondo en el tenedor.
Curiosa también la forma en que cobra protagonismo la sombra (esquina derecha inferior) cuando el bocado ya está listo. Como diciendo "ahora que te tengo en mis manos..." se sumerge, perversa
(Es la sombra de la muñeca y mano, ya sé, pero flasheemos).
Los pliegues que tiene el plato de base, a los costados.
Rugosidad, piel.
Es casi como que le están pasando la lengua por el culito.
(Ahora quiero meter la pija adentro de esa mousse).
Meterla y sentir la esponjosidad.
Rellenarlo.
¿Notaste cómo cambia levemente el ángulo de la cámara en el proceso de "tenedoreado"?
Baja unos centímetros y cambia el ángulo uno o dos grados, como si estuviera volcada al postre y la enderezaran un poquito, tan solo un poco.