La energía. - 2014 10 28



Imaginate una letra 'X'. 
Así, sí. Así la estás viendo en dos dimensiones.
Ahora, hacé este ejercicio: ¿viste el punto en donde se cruzan las dos líneas que forman la forma de la letra? El punto de intersección.
Visualizá que la letra está acostada y que ese punto de intersección, esa encrucijada, comienza a elevarse. Se levanta, va cobrando altura y tridimensionalidad.
Cobra altura y se erige como una montaña, como un pico nevado.

Bueno, el Poder es eso. Una letra 'X' tridimensional, una montaña con un pico nevado de cocaína.
Eso es el Poder. Cocaína.
Eso es el Poder. Un pico. Lo alto y lo más abajo. La verticalidad. Lo escueto, lo insignificante, el amor jerárquico a las alturas.

El Poder no existe. Es una construcción humana, es relacional. No existe Poder si no hay una persona que confiere Poder a otra y una persona que asume dicho Poder. Y el Poder no existe, porque no existe eso, porque esa es la gama más aberrante de las relaciones humanas.

Sí, existe, pero no existe. No tiene sentido. Tiene sentido, pero es un sentido hueco. Es un sentido que, para empezar, habla del sometimiento de la voluntad de un uno a la voluntad de un otro. Eso es Poder. Sometimiento de la voluntad. 

Bueno.

Ahora agarrá esa letra 'X' y destruila, porque ya la vimos y ya entendimos que no sirve para más.
Agarrala y mordela, pateala, escupila. Cagala, amala, abrazala, besala. Pegale latigazos, llorale encima, hacé de cuenta que es tu Dios y que mañana a las nueve tenés que estar arriba. Ahí arriba. En la cima. En la plenitud de la droga.

El Poder es droga y toda droga es gilada.

Esa 'X' ya no existe. 

Ahora mirás una letra "C". Mirala. Mirá cómo está encorvada en un arco de tensión. Mirá cómo tiene dos extremos que no se tocan.
¿Qué estamos viendo cuando vemos una letra "C"? Hay un arco, hay tensión, hay dos extremos. Y hay algo más. Hay espacio. Está el espacio que bordea y define la letra en su interior. Está ese vacío. Ese vacío que no está vacío. ¿Qué es ese lugar? ¿Por qué está vacante?

Un vacío es una cosa que sirve para muchas otras. 
Vacío es bancarse la angustia, vacío es un flor de asado, vacío es una mirada perdida y una piba que no deja de llorar.
Y vacío es otra cosa. Siempre hay otra cosa.
El vacío que engorda la "C" con ausencia es la definición, por antonomasia, de la energía.
La energía es una cosa que no está. No existe. Existe pero no existe. Está latente porque no es algo que se fenomenice de manera clara. Por lo menos no a ojos desatentos.
La energía es una expresión. No requiere de alguien. No requiere de una relación de Poder. Requiere de nadie.
La energía es libre. Es libre y es suficiente. Por eso le ponemos mayúscula a esa "E" y pasamos a llamarla Energía.
La Energía es lo que está sin importar algo. Es lo que reside en el Mundo desinteresadamente. Como la Naturaleza.
Yo me cago en el Poder y me concentro en la Energía.
La Energía se convida y no tiene nombre. No tiene cantidades. Doy y siempre tengo más. Nunca se acaba. Duermo y descanso. Me levanto y estoy de vuelta. Nunca doy pensando que voy a recibir. Siempre recibo sin importar si voy a dar. La energía no es relacional. No es ni buena ni mala. Ni positiva ni negativa. Es. Tiene vibraciones más finas y más densas, más compuestas y más simples. Pero siempre es Energía.

...

Caguémonos en el Poder.
Caguémonos en el Poder y concentrémonos en la Energía.
En la Energía.
Energía.