En la Nada. - 2014 10 18

Hace mucho tiempo escribí que existir tiene que ver con un proceso de cambio.

En este prceiso instante estoy escribiendo sin mirar el teclado. Tengo la vista fijad en el cielo nublado. ¿Cuánto podré resistir sin mirar lo que escribo? Sin querer atinar a editar, a fijarme dónde le pifié. Uh, ahora me parece que le pifié en una.

Este escrito va a quedar así. Así como salga, sin edición, mientras escribo mirando al cielo nublado que se deja entrever por mi ventana.

Existir tiene que ver con un proceso de cambio.

¿Qué es ver cuando uno escribe?¿Qué es estar leyendo lo que uno escribe?

Yo eescribo rápido. Siempre escribí muy rápido. Quizás tiene que ver con que desde chico aprendí a tocar el piano, y era bastante bueno tocando. Quizás porque de chico me di mañana con la computadora. En las clases de Informática de 4to grado era "el chabón que escribe como una luz". Escribía realmente rápido. También me dedicaba a hincharle las pelotas a Marisa, mi profesora, formateando las computadoras de la sala. Me odiaba. Y yo la quería. Y le formateaba todas lass máquinas. Sabía usar el DOS. Me metía para placer de todos mis compañeros y... ¡pumba! Formateandoooo...

Existir tiene que ver con un proceso de cambio.

Tocar el piano siempre fue, para mí, no mirar lo que toco. Tan solo tocar. No entender. Improvisar. Siempre improvisar. Nunca pude aprender a leer partituras porque no me interesa saber leer partituras. No me interesa saber leer. Me interesa tocar y nada más. Parte de mi gusto tiene que ver c on dármela de que sé tocar lindo sin haber aprendido en la puta vida a leer. Y, de hecho, las clases que recibí iban siempre en esa tonalidad. Era mostrarme cosas, escalas, cosas técnicas, muy poquitas, que servían para ue luego, yo, con mi deseo de hacer música, flasheara la que fuere.

Con la percusión me pasa lo mismo.

Con la escritura me pasa lo mismo. Yo no veo cuando escribo. Después miro, edito, reviso, corrijo, pienso, repienso, reflexiono. Pero primero, es esto. Primero es esto, mirar sin mirar, escribir sin darme cuenta, dejar que todo lo que no sé actúe y se ponga en obra, deentrando al escenario de un manotazo al telón principal.

Escribir sin editar, sin corregir, puede ser esto. Puede ser improvisar un poquito en el piano. Tocar algo de percusión. Con errores. Con cosas que no se saben.l Puede ser esto.

Hoy me doy el placer de escribir sin mirar el teclado, sin mirar el monitor, sin ver qué estoy haciendo. Escribiendo, pensando lo que quiero decir, sin preocuparme demasiado por si lo estoy realmente diciendo. Hoyme doy el gusto de escribir sin mirar lo que escribo. Como cuando hago música, que no pienso. O, mejor dicho, estoy en la Nada.

Hoy, escribir es estar en la Nada.