Así estamos. - 2014 10 5

¿A dónde vas?
¿A dónde vas mirándome así?
Hacete cargo.
Sos linda, hacete cargo.
Ahora no quiero rodeos. No.
Rodetes sí. Hacé lo que se te cante el culo con tu pelo. ¿Yo quién soy para decirte cómo tenés que ser? 
Soy nadie. Y no quiero ser alguien. No me importa. No me interesa.
Yo quiero algo pero no quiero algo. No me interesa que vos seas de determinada forma. Me interesa la forma en la que seas.
No te quiero de alguna manera. De alguna manera te quiero.

Eso es todo. Eso es todo mi yo y mi deseo por vos. Yo te deseo porque te deseo. Mi deseo no necesita una tesis sobre su deseo. Mi deseo tiene su deseo. Ese deseo tendrá otro. Y así estamos.

Yo te deseo porque ayer te rompiste en mil pedazos. Y ayer también es hoy. 
Yo te deseo porque yo también me rompí en mil pedazos al verte caer. Y fue angustiante. Fue críptico. Fue elíptico. Fue un bajón.

Y si bien fue un bajón, también fue hermoso. No hubo presencia de oso. Hoy estoy un poco resacoso. Nunca voy a entender qué significa el acoso.

Le agradezco a la vida haber vivido eso con vos. Era eso. En mi cabeza había posibilidad de tantas cosas... ¡Y hay posibilidad de tantas otras! Y fue eso. Fue llegar y sentir que eso era el momento que necesitábamos. Aceptar que vos tenías que estallar en mil pedazos. Que vos querías estallar en mil pedazos. Fue verlo y abrazarlo. Y abrazarte. Y así estamos.

Yo te quiero. No te pido que me creas. No quiero que me creas. No quiero algo. Quiero nada. 
Yo te quiero. No me importa si me creés. La locura no tiene nombre ni apellido. Es una especie de segundo nombre que siempre se abrevia bajo la primera letra, seguida de un punto.

"L."

Pero la locura no tiene punto. No tiene punto de partida ni punto de llegada.

L

... Así estamos.