Antes que el Mundo despierte. - 2014 10 21



Antes que el Mundo despierte la brisa vuela sin alas.
Ayer el Mundo se acabó. Y fue un paso. O dos. Hacia cualquier-alguna otra-cosa.

Antes que el Mundo despierte hay una luz particular que entra por tu ventana. Es la luz de las cosas que retoñan y deciden, en tu cabeza, que hoy viven un día más. 
Las cosas del Mundo se ponen de acuerdo y dicen: "dale".

Antes que el Mundo despierte no existen tus problemas. Te das vuelta y estoy yo, yo casi me olvido que estás. Eso significa algo. Y es algo bueno. Es que estás sin necesitar estar. Creo que estás en paz.

Tranqui.

Antes que el Mundo despierte me doy cuenta que solemos tener problemas al pensarnos trabajando.
¿Qué es hacer que el Mundo esté en movimiento?
A los árboles no les cuesta crecer ni producir follaje.
A los animales no les cuesta comer, cazar, cagar, cojer y morirse.
A nosotros sí.
Nos cuesta todo.
Estamos viviendo para atrás. 
Y no importa, porque nadie nos puede decir qué. Ni cómo.

Antes que el Mundo despierte doy la vuelta al mundo en mil ideas.
Mil uno. Los payasos no existen.
Mil dos. Reír no es lo mismo que sonreír.
Mil tres. El vacío es pero no existe.
Mil cuatro. No existen los silencios incómodos.

...

...

Y una vez que despierta el Mundo, tu Mundo, el Mundo, ahí decidís. Tu Mundo puede ser también el Mundo. Tu Mundo puede ser parte del Mundo en el mundo. Vos decidís. O ese Mundo se va a la recalcada concha de su madre y te sumergís en el mundo del Mundo porque no te queda otra, o decidís que tu Mundo es lo mismo que el Mundo y te sentís libre y responsable de adueñarte de la parte de realidad que lográs conseguir en la vida. Adueñarte sin ser dueño. Ser responsable sin sentir culpa. Amar sin pretender ser amado. Entender una carcajada durante un lechazo.

Antes que el Mundo despierte, el Mundo te ofrece una posibilidad engañosa: la de quedarte con la "u" de "Mundo" y alargarla.

... Uuuuhhhhh...

Es el Mundo que está probando tus neuronas. 
Mil tres. 
Mil dos. 
Milundo.