¿Sabés? - 2014 9 29



¿Sabés qué me gusta de vos?
Que entendés y acariciás la noción de distancia.
Que disfrutás hacer equilibrio mientras caminás por un andén. El tren no viene, vos lo sabés, porque siempre va. Siempre está yendo.
Acariciás la noción de distancia y siempre estás yendo. Porque no te importa la distancia, porque estar es estar en donde sea.

¿Sabés qué me gusta de vos?
Que no te da miedo la mirada. Que sabés qué ves cuando ves y sabés cómo ves cuando ves. Y sabés qué mirás. Mirás para acá, mirás hacia allá. Ponés la vista en distintos lados. En distintos lagos. En distintas lagunas. Con distintos patos. 

- Chofer, ¿este me lleva?
- Subí, campeón.

...

¿Sabés qué me gusta de vos?
Que no te importo. Y no es importante. No te importo porque no soy una importancia. Cada uno hace la que le pinta y mientras entrecrucemos los dedos, cada tanto, nuestro marco geométrico se renueva y se expande. Que no importa la distancia porque no importa la importancia.

¿Sabés qué me gusta de vos?
Que no sabés. Que sabés que no sabés, lo ves y lo sabés. Los sables. No, armas no. Amar quizás. Pero quizás un día sí y un día no. No sabés.

¿Sabés qué me gusta de vos?
Que todo lo que tocamos se convierte en Viento. Esa paloma; ahí, mirá. Está ahí y ahora se la lleva el Viento. ¿A dónde? No sabés, no es importante, quizás mirando lo descubrimos a la distancia.

¿Sabés qué me gusta de vos?
Que sabés qué me gusta de vos.

¿Y sabés qué otra cosa me gusta de vos?
Que sabés que me gustás.

¿Y otra?
Que me mirás.

¿¡Y otra!?
Que ya no estás.

x2.