Preguntar qué hay. ¿Qué hay? - 2014 9 27



Yo quiero... a ver... dame dos de carne a cuchillo... una de jam--no, pará, a ver... ¿de qué tenés?

Salir es irse de un lugar y es una falacia. Un modesto y bienaventurado engaño. No hay entradas ni salidas pero hay llegadas y partidas.
Y cuando llegás hay algo lindo para hacer; es preguntar qué hay.
¿Qué hay en los lugares a donde vas?
Preguntar qué hay puede ser una relajada caminata por ahí, con la vista desenfocada en el todo y enfocada en nada en especial. 
Puede ser querer conocer qué tiene ese sabor de chocolate.
Puede ser mirar una mirada.
Y puede ser que haya algo.
Claro, sí; siempre hay algo. Pero puede ser que haya algo que sea algo. Algo que llame, que invoque. 

Mirá, si te parás acá y mirás hacia allá podés notar esto.
Me voy a pedir ese, que parece ser el más contundente.
Me parece que hay alguien.

¿Hay algo? ¿Hay alguien?

... ¿y vos de qué querés?