Los atajos. - 2014 9 24

Mirá, si lo hacés así es como si estuvieras haciendo "así y asá" al mismo tiempo. ¡Te ahorrás tiempo!

Te ahorrás tiempo.

¿Te ahorrás tiempo?

¿Qué sucede en un atajo? Examinémoslo. Tenés 'x' objetivo. Pensás posibilidades. Algunas de esas posibilidades se solapan, factibles de ser superpuestas bajo un mismo orden espacio-temporal.

Puedo hacer esto mientras hago esto otro.

¿Qué pasa con el ego cuando el yo se fragmenta?

A mí no me interesa analizar, por lo menos no acá. No, lo que digo es pensar.
Pensar qué pasa con un atajo.
¿De qué me estoy atajando?

¿Qué es atajar?

Subí, subí, vos dale, dale.

Atajar es atajar algo.


Dale, vos subí.

Atajar es captar algo de lo Real de manera práctica, porque tiene que ver con el empleo de nuestra sensorialidad.


Más arriba, ¡más arriba!

Atajar es algo así como una percepción sincronizada en el cuerpo. Como caminar pero de otro modo. Atajar una pelota no es atajar una pelota. Es poner el Cuerpo al servicio de la sincronicidad del espacio.


Eso viene desde allá, yo estoy acá, al lado de esto. 

Atajar es una especie de deíctico. Un atajo es una forma de solventar la economía de las acciones fisiológicas humanas en el Mundo mundano de las cosas que necesitan ser perpetuadas.


Allá, allá, más arriba, ¡eso!

Atajar no es prender una fogata para señalizar un incendio.


FUEGO