El intento no se puede intentar. - 2014 9 12

Las cosas nadan a través del Universo de las cosas mismas.
Lo Real existe en tanto insignificabilidad.
La locura es una expresión de deseo.
Cada árbol baila distinto, todas sus hojas acompañan tal o cual canción.

La música del mundo ensordece y es imposible taparse los oídos.
Las manos no sirven porque amplifican la desgarradura del viento.
El pasto es una salvación posible a vivir en este mundo de asfalto.
El pasto está y no pide algo. Es la indiferencia de las fuerzas naturales a la estupidez de nuestra raza.

Ahí donde haya un huequito, en algún momento de la vida va a crecer pasto.

Las cosas no vienen porque las llamemos. Aunque las llamemos y vengan. Aunque sepamos que van a venir. Las cosas del mundo se comportan. Saben lo que hacen. Entienden de dónde vienen y hacia dónde van. Saben dónde están. Y eligen. Eligen venir. Eligen irse. 

Las cosas del mundo de las cosas se entrelazan con el Universo de las cosas mismas.

¿Qué es un intento?
Un intento es una cosa que no tiene destino.
En ese sentido y bajo dicha exactitud de significado, en este Mundo, dentro del Universo de las cosas mismas, entrelazado con el mundo de los Espíritus y el Lenguaje, bajo el parámetro social cultural actual, atravesado por los ejes político-económicos que atraviesan el gobierno y vida de las naciones se declara, bajo este decreto inconstitucional sancionado por mayoría en una sesión boicoteada por el pueblo, que el intento no se puede intentar.