Te amo. - 2014 8 14

Estar enamorado. Es un estado, es una planicie, una meseta, un lugar. Voy y me enamoro. Una parte mía se queda a vivir ahí, por tiempo indefinido, fluctuando con el clima. Voy y vengo, estoy a veces un poco más, a veces un poco menos. Idealizo el lugar y vuelvo. El lugar es un espejo de mis fantasías y un manto sobre mis terrores. Me enamoro para no llorar mis miedos.

Amar. Es una acción, es una cascada que llena un cuenco que nunca desborda. Es energía, es hacer algo, dirigir la propia energía hacia alguien, algo, Todo. Es una acción y una decisión que se realiza todos los días. Cada día. Hoy me despierto y amo. Mañana me despierto y amo. Amo en el sueño. El amor brota de mí y es un acompañante para sazonar mi experiencia con una persona, un espíritu y el Mundo. Yo amo porque elijo amar, aunque amar no sea una elección que yo haya podido no hacer.

Yo no estoy enamorado de vos pero te amo. Te amo porque no te idealizo. Te amo porque me conozco. Te amo porque tengo mil razones para amarte. Que sos hermosa, que sos muy dulce, que sos muy cariñosa, que te bancaste mi peor tormenta, que te gustan las cosas simples, que te conocés dentro de lo incognoscible, que sos alegre, que despertás una parte de mí primaria y absoluta, pura y radical, que es mi amor. Te amo porque te amo. Y no necesito razones, aunque las tenga todas al alcance de mis manos. Te amo porque te quiero y te quiero porque te amo. Sos una mujer hermosa y te amo. Sos una persona hermosa y te amo. Pero sobretodo, sos un alma hermosa y eso me hace amarte de una forma que no puedo dibujar con palabras, pero sí con el brillo de mis ojos.

Te amo.