Vivir es respirar. - 2014 8 30

"Hay algo sobre las olas que te puede contar el viento."
Las olas son personas que se abrazan para surcar las distancias entre las cosas.
Cuando están quietas, las olas bajan y las personas se sumergen.
Se sumergen en lo profundo de un océano azul.
Si bajan muy bajo el océano se convierte en negro.
Y así y todo, ahí abajo hay vida.
Aunque sea aterradora, hasta en la profundidad más oscura hay vida.
Eso es Todo.

"Yo nunca soy solo, aún en soledad, porque siempre existe el Otro y la otredad se proyecta en mí y engrana filamentos de personalidad multinodales." - 2014 8 29

Hoy ya no te amo. - 2014 8 29

La fantasía es un lugar al cual puedo volver una y otra vez y siempre está fresca.

Siempre está tierna, recién salida del horno, jugosa. Siempre la espero diez minutos antes de morder.

Sea jugo de carne o pintura lo que brote, la fantasía siempre está despierta. Sea jugo de carne sobre la pintura o pintura sobre jugo de carne.

La fantasía es independiente de la mirada. La mirada tiene ojos y la fantasía es invisible.

Yo ayer te amé por última vez.
Mis canales de energía están intactos, mi afecto es atemporal y mi deseo no me pide explicaciones.
Ayer te amé por última vez y hoy ya no te amo.
Hoy ya no te amo y lo hago con una sonrisa.
Porque sé que vas a entender, que no es falta de amor lo que me lleva si no necesidad de trasladar mi cuerpo hacia las cosas mismas. 
Hoy ya no te amo y, esta vez, lo hago por mí.
Porque puedo vivir en distintos mundos con distintas fantasías pero esta, hoy, baja el telón acá. Y ya no me pregunto si esto fue una historia o es tan solo un capítulo. Porque si bien me respondí, y sabiendo que la respuesta no la produje yo -porque no sé de dónde vino, pero genuinamente no la produje yo- esa pregunta y esa respuesta es mejor devolvérselas al viento.

El viento indómito es el lugar del mundo donde uno acepta que el futuro no se puede nombrar. 
Y hoy yo elijo des-nombrar ese futuro, contemplar su estado de no saber, abrazar al vacío con una sonrisa y mirarlo como quien mira un sector particular de cielo.

Ayer elegí no amarte por vos.
Hoy elijo no amarte por mí.
Ya no te amo y, de todos modos, estoy feliz.

CosquiYA. - 2014 8 26

¿Qué es una sonrisa?
¿Cómo reír sin mirar al cielo?

Duende rima con verde y naranja con mandarina. La mirada se hace eco a sí misma y se escucha. El fuego color naranja no disminuye la dilatación de sus pupilas. El cielo está pero no. Está todo negro y no hay una sola estrella.

No hay una sola estrella.

Reír es un intercambio de miradas y estrellas. Nos convidamos un poco de cielo y ese espacio inhóspito negro queda vacante para volar sin manubrios ni volantes. 

Está permitido volar y no hace falta imaginar.
Es todo cuestión de desplegar las alas.

Los duendes. - 2014 8 26

En una parte de mi casa vive una comunidad de duendes.
Es abajo de una de las escaleras, en un sucucho abajo del "condecucho".
Tienen una puertita con la punta triangular.
La punta triangular obviamente es para que cuando pasen, sus gorros cónicos de duende lo hagan en forma sutil.

A los duendes les interesa el espacio cuando está oscuro.
Durante el día la quedan en su guarida. Sé que tienen contacto con la comunidad de los topos. De hecho en dicha guarida tienen una compuerta en el piso, una compuerta de madera que no tiene traba y es un pasadizo al mundo topo. Los topos y los duendes se llevan lo más bien. De hecho, alguna que otra vez habré tenido el destello, de reojo, de ver un hocico de topo asomando por la puertita. Parece que le estaba soplando a un duende que hurgaba en mi heladera, que se proveía de insumos para hacer un guisito rico.

Los duendes son particulares. Son seres que viven a la par de las sombras que uno genera. Tienen un temperamento noble, no incitan a la violencia, nunca agreden y tampoco les gusta dar malas sorpresas. 
Por eso, cada vez que alguien conoce mi casa, yo le cuento: "ah, esa puertita comunica con los duendes. No, tranqui, son duendes, los duendes son buenos y la realidad es que suelen activar cuando uno no está. Aunque sí, obvio, alguna vez me habré topado de reojo con alguno y calculo que me habrá visto. Y quedó ahí. Ellos hacen la suya, nosotros la nuestra, mi casa les cedió ese espacio y viven una vida muy amena."

Hubo un tiempo que Teo, mi gato, les hizo visitas frecuentes. Abría con la patita la puerta (de punta triangular), se metía y escalaba los montes duendísticos en busca de un aposento ideal para recargar sus energías. Creo que es uno de los indicios que me pone en la línea de pensar que los duendes son buenos. Teo los fue a visitar en un momento donde necesitaba "una mano" y parece que le hizo bien. Al menos volvió sano y salvo. Y cada tanto, me mira con una expresión facial reconocible. No es de gato. Es algo más. Algún día voy a llegar y me lo voy a encontrar sentado en una silla, tomando un té calentito con un bonete en la cabeza.

Señor usuario: su experiencia climatológica primaveral ha cumplido el período premiere de prueba de 7 (siete) días. - 2014 8 25

Señor usuario: su experiencia climatológica primaveral ha cumplido el período premiere de prueba de 7 (siete) días.
Para experimentar la primavera en su versión extendida por favor registre su estación o bien espere y la versión gratuita será lanzada al público en un lapso menor a 1 (un) mes calendario.
Esperamos haya disfrutado andar en ojotas y ansiamos verlo en nuestro lanzamiento oficial.
Antes que se vaya, lo invitamos a responder la siguiente encuesta de satisfacción:

1) ¿Disfrutó de una bebida helada dorándose como un lagarto al Sol?
2) ¿Sació su antojo de tomarse unos mates en su pasto preferido?

3) ¿Qué nos recomienda para el lanzamiento oficial? Agradecemos sus comentarios y sugerencias.

MONDOPOLPO. - 2014 8 24



Este es mi mambo y cada uno haga lo que quiera.

En MONDOPOLPO nos importa tu vieja por razones no aparentes.
Queremos preocuparnos por el medio ambiente pero nos chupan un huevo las ballenas.
No, no nos importan. No, no es que no nos importen. Es que no nos importa el problema.

En MONDOPOLPO no nos importan tus problemas. Queremos ver tus brazos y tus venas.
Hace un tiempo nos vino a visitar una legión de duendes. Les rompimos la cabeza a patadas en el culo.
No tomamos mate. No tomamos café. Los estimulantes no nos sirven pero aceptamos un té.

En MONDOPOLPO todo el Mundo es Real. La cosa no tiene nombre porque existe canalizada a través del vacío.
Tenemos cierto interés en averiguar qué onda la vida. Pero lo hacemos con una sonrisa irreverente.
Tenemos gusto por las cosas finas pero gozamos de mentalidad cabeza.

En MONDOPOLPO sabemos que una línea de bajo y un par de golpes base son más poderosos que una línea de merca y fumar pasta base.
No creemos en las drogas porque destituyen el manifiesto de nuestra locura.
No creemos en las revistas ni en el diario pero leemos las noticias.

Estamos abiertos "las 24 horas" y no tenemos "monedas".
Nos gustan los gatos que hacen 'miau' (y los otros, "vemos").
Nos cagamos en todo pero amamos al mundo y las personas. Y si están locas, mejor.
Elegimos nuestros enemigos con precisión y exactitud. Sabemos que ellos desafían nuestros más idealizados terrores y les tocamos el culo cuando pasan para comprar la birrita de los viernes a la noche.
Queremos hacer algo que tiene que ver con un suspiro. Somos perspicaces y entendemos la lógica de las cosas, sabiendo que no existe lógica en el vacío.
Nuestros valores son simples: no joder a alguien que no se lo merezca. Y sobre méritos no hablamos porque el mayor mérito posible es la sonrisa.
Somos pulpos difuminados en el tejido social, acechando con los tentáculos armados con dedos humanos listos para la prestidigitación. Sin embargo, nunca engañamos. Creemos en el valor de la verdad.

Somos MONDOPOLPO. Nos gusta mirar adentro del vacío, la pasta 'al dente' y apretar fuerte en un abrazo.
No nos quieren porque nos aman.
Nos aman porque somos.

miau. - 2014 8 24

Me gusta mi voz y me gustan los gatos.
Esta es la historia de "miau".





Las ideas persisten cual miradas. - 2014 8 22

En este día que no es viernes
De veredas baldeadas y baldosas flojas
Las ideas persisten cual miradas.
...
Sacame el Sol de la cara.

Casablanca. - 2014 8 11

Me gusta mi voz, me gusta flashear y tengo canas.
Esta es la historia de mis canas.



La puerta se cierra sin traba. - 2014 8 16

Yo ahora voy a cerrar una puerta.
La puerta va a estar cerrada pero está sin traba.
Eso no quiere decir que puedas entrar sin llamar.
De hecho, si entrás sin llamar te voy a sacar a las patadas.
Lo que quiere decir es que está sin traba.
Quizás llamás y no estoy.
Quizás llamás y no escucho.
Quizás llamás y no quiero ir.
Quizás llamás y no quiero abrirte.
Quizás llamás y estoy ocupado.
Quizás llamás y no puedo ir.
Quizás llamás y te abro.
La puerta se cierra y queda sin traba.
Las llaves no existen.
Las trabas tampoco.

Te amo. - 2014 8 14

Estar enamorado. Es un estado, es una planicie, una meseta, un lugar. Voy y me enamoro. Una parte mía se queda a vivir ahí, por tiempo indefinido, fluctuando con el clima. Voy y vengo, estoy a veces un poco más, a veces un poco menos. Idealizo el lugar y vuelvo. El lugar es un espejo de mis fantasías y un manto sobre mis terrores. Me enamoro para no llorar mis miedos.

Amar. Es una acción, es una cascada que llena un cuenco que nunca desborda. Es energía, es hacer algo, dirigir la propia energía hacia alguien, algo, Todo. Es una acción y una decisión que se realiza todos los días. Cada día. Hoy me despierto y amo. Mañana me despierto y amo. Amo en el sueño. El amor brota de mí y es un acompañante para sazonar mi experiencia con una persona, un espíritu y el Mundo. Yo amo porque elijo amar, aunque amar no sea una elección que yo haya podido no hacer.

Yo no estoy enamorado de vos pero te amo. Te amo porque no te idealizo. Te amo porque me conozco. Te amo porque tengo mil razones para amarte. Que sos hermosa, que sos muy dulce, que sos muy cariñosa, que te bancaste mi peor tormenta, que te gustan las cosas simples, que te conocés dentro de lo incognoscible, que sos alegre, que despertás una parte de mí primaria y absoluta, pura y radical, que es mi amor. Te amo porque te amo. Y no necesito razones, aunque las tenga todas al alcance de mis manos. Te amo porque te quiero y te quiero porque te amo. Sos una mujer hermosa y te amo. Sos una persona hermosa y te amo. Pero sobretodo, sos un alma hermosa y eso me hace amarte de una forma que no puedo dibujar con palabras, pero sí con el brillo de mis ojos.

Te amo.

El amor nunca llega tarde. - 2014 8 14

Amar dar. - 2014 8 13

(Amo la Paella. La amo a Ella.)

Jajajá. - 2014 8 13

El arte es la forma más sana de estar loco.

Yo soy obsesivo desde bastante pequeño. Construí formas de interpretar el mundo y actuar en la realidad que yo denomino "mecanizadas". No me refiero a "patrones" de conducta, que son normales en los seres ordinarios que habitamos esta tierra. No. Me refiero a que mi cuerpo funcionó rato largo como una máquina. Y una máquina no piensa. Recibe una indicación de "cómo es" ello que debe hacer y ello hace. Curiosidad, lo hace sin Ello. No hay deseo, o está aplastado entre todos los engranajes que son aceitados periódicamente por el discurrir analítico.

Aprendí que hay tiempos para todo. Que las cosas se hacen "así" o "asá", pero que se tienen que hacer de determinada forma. Es decir: encapsulé la forma. Le di básicamente dos posibilidades de ser. No importaba que una fuera la mía y la otra no, porque con una sonrisa desaprobadora aprendí también a que yo siempre tenía la razón. Porque yo soy razón. Porque las cosas son así.

A lo largo que fui creciendo esa locura en mí se proyectó mucho en la forma de expresarme artísticamente. Un obsesivo no dibuja un dibujo ni pinta un cuadro. Piensa un dibujo, lo critica mientras se critica a sí mismo. No pinta un cuadro, se queda tres horas pensando cómo tendrían que ser los colores que debería usar para representar eso que raramente quiere expresar. Y termina expresando todo lo contrario. ¿Formación reactiva? Bien, gracias.

Mis dibujos eran un esquema de no-lugar. ¿¡Qué!? Sí. Un lugar donde no había lugar. Mis expresiones eran un manto de control sobre mi personalidad. No había lugar para tan solo ser. Había lugar para ocurrir pero la existencia tenía que esperar. Las raras veces que intenté dibujar rostros humanos me salían con una mueca mecanizada que me hacía morir por dentro. Una mezcla de mirada angustiada en los ojos y una torcedura inexplicable en la comisura de los labios. La mirada hacia el espectador, como pidiendo ayuda. "Sacame de acá, por favor".

Crecí, sí, crecí y sigo siendo obsesivo, pero no tanto. O sí, un poco, pero con cosas que ya me parecen irrelevantes. Lo cual es loco, porque que esas cosas sean irrelevantes justamente me conviene. Me conviene porque como buen obsesivo, me encantan las cosas a las que les doy importancia metiendo que de todos modos para mí no tienen relevancia. Y me conviene porque si las cosas no tienen relevancia, el Mundo no me hincha las pelotas y puedo ser un obsesivo de mierda y sentir ese extraño placer de hacer las cosas "de tal modo" con cosas que no tienen relevancia.

Crecí y empecé a ver, primero, que estaba completamente loco. Que los tiempos no cierran, que los espacios son abiertos y, principalmente, que los otros no son como yo. ¿¡Cómo que no son como yo!? Pero si esto es tan perfecto, tan práctico, tan lógico y tan lamentable.

El camino de la obsesión absurda hacia cierta liberación -que sigue hasta el final de los tiempos- lo dejo para otro momento. Lo que me importa es cómo mutó la forma de expresar esa locura. Fuera una hoja cuadriculada dibujada con cuadrados superpuestos o un espacio amorfo en donde nunca intenté dar un sentido más que con elegir determinados colores.

Y es que la locura acompaña siempre y la mejor forma es vomitarla. Vomitársela al Mundo en forma de arte. La expresividad en el arte por medio de la locura es el eje de pasar de ser "un enfermo de mierda" a "un loco".

Un locro. 

Lo que mejor me muestran las personas que quiero es que estoy loco. Y el espejo que te devuelven te habla sobre tu forma de la locura. Te acepten o no, te rechacen o te tiren un balde de pintura hirviendo en la cabeza. Te quieran usar de monito tití para su entretenimiento o amen tu locura porque entienden que es una forma de ser libre -o, al menos, intentarlo-. 

Y el arte es inofensivo. El arte no mata. El arte no pretende. Y todavía más: el arte no busca. Me cago en la gente que hace arte para buscar "algo" que está por fuera del hecho de hacer arte. El arte se hace por amor a sí mismo, a ese momento de expresividad, a lo que queda extrapolado, transmitido, amor a uno y al otro, pero nunca pretensión. Sí, existen los regalos y el arte siempre es simbólico "para". Pero el arte es, ante todo, una expresión de deseo en donde uno puede mirar y reírse sabiendo que los demás no entienden. Y que no interesa que entiendan, porque sería egocéntrico pretender que lo que hago yo sea interpretado de mi misma manera por alguien que es distinto a mí. Y también sería egocéntrico ofuscarme por pensar que está interpretando otra cosa. El arte es "este es mi mambo y cada uno haga lo que quiera". Reír, identificarse, no entender un carajo, preguntar, emular, reflexionar, tratar de comprender, desacreditar, disimular. Está todo bien y parte de estar loco es entender que todo es posible. Lo peor que podría pasarle al arte es pasar desapercibido. Porque si algo busca -y si algo busco- con lo que hago, es justamente revoleárselo de un abrazo al Mundo, porque contárselo al Aire es una forma de sentirme libre. O al menos intentarlo.

El arte es una forma de contarle al aire del Mundo que tu locura es sin explicación ni pretexto. Que es tu sentido en estado más críptico y no pretendés algo de alguien. Y, de hecho, una linda intención es poder decir: "Bueno, ahí está. Esto que sentía, esto que reflexionaba, esto que pensaba, está ahí. No sé bien cómo, pero está ahí. Me acompañó y fue motor de lo que fui creando y se convirtió en la obra".

El arte es una necesidad que tenemos de contarle al Mundo nuestra locura sin pretender que la comprendan.


---


Bueno, ahí está. Esto que sentía ahora está ahí. No sé bien cómo, no sé bien si realmente "sí", pero ahí está y es esto. Mañana vendrá más.

y más "---"

Hace muchos años, mientras despertaba mi locura, un día, flasheando, me pregunté cómo sería reírse con tilde. Probé de reírme con tilde frente a unos amigos y, irónicamente, estallé de la risa.

Volviendo a lo nuestro: el arte nos hace libres.

Vivir es un misterio. - 2014 8 5

Una vez me asomé a un número cero que vi por la vida.
Estaba como... ahí, tiradito, arrinconado en alguna esquina de la vida y yo iba... ahí, tiradito, arrinconándome no sé bien dónde. Y me asomé.

Los ceros tienen una particularidad y es que el borde por el cual te asomás es negro y grueso. También es plástico y hasta un poco elástico. Está hecho de una especie de mezcla entre tinta negra y chicle, pero sin la parte pegajosa. Y como no tiene pegote, si te asomás demasiado y te caés adentro... bueno, digamos que tardás. Tardás en volver. Tardás. Te tomás tu tiempo.

...

Tardás.

...

El tiempo adentro de un cero es una cosa inigualable. Es bastante flexible, me parece que se toma el laburo de elongar todas las mañanas haciendo alguna de esas huevadas de tirarle un guachíiiiiiin al Sol cuando sale. Cuestión que es estar sentado en una silla que te queda 3cm incómoda.

...

Los ceros son invisibles pero si querés los ves. Yo me asomé y me caí. Tardé, tardé, tardé. Para salir me tuve que desarmar. Agarré "desarmar" y empecé a desarmarla. "Des", vos te me vas para un lado, quedate por ahí. "Armar", vos vení para acá. A ver... vení, quedate un toque quieta. A ver a ver... mmm... esta "r". ¿Te jode si te saco un toque la "r"? Creo que ahí va mejor. Ya podemos empezar a armar. Uy, no, pará, la habíamos sacado. ¿¡Cómo era amar!? ... Ah, claro. Está bien, qué se yo. Armar es amar. Amar es armar. Algo.

Vivir es un misterio. Si agarrás la "v" mayúscula de "Vivir", la das vuelta y le construís una calle más o menos a la mitad de la altura, te queda una "A"; una letra con la que se pueden hacer muchas, muchas cosas.

El amor es dar lo que no se tiene a alguien que no lo quiere. - 2014 8 9

Subimos a la montaña y miramos hacia el Sol.
El Sol nos miró y nos sonrió. Nosotros nos sonreímos y le sonreímos al Sol.
Al poco tiempo vino una tormenta. Y no supe qué hacer con ese Sol y tu sonrisa. 
¿Qué hago con el Sol y tu sonrisa cuando por dentro no sé qué hacer conmigo mismo?

Yo decidí.
Decidí por mí y por vos, que mis infiernos son mis infiernos y que iba a cerrar el paraguas cuando fuéramos a ver al Sol.
Decidí porque vi la luz del Sol y la tuya, vi tu sonrisa y tu mirada. Vi un alma hermosa y decidí que iba a pausar mis infiernos para subir con vos a la montaña.
Y subimos a bañarnos en Sol. Yo estaba caído y vos quizás no sabés qué hiciste. Pero algo hiciste y eso para mí es el Sol. Suena "Poles apart" de The Division Bell y no puedo evitar llorar, porque ahora quizás no estás pero estuviste. Y quizás no sabés qué hiciste. Yo tampoco lo sabía porque no tenía manera de expresarlo o saber que era lo que me parecía correcto. Caminaste. Caminamos. Me hiciste la gamba. Nos acompañamos. Sí, yo sé que también tengo luz, pero estaba titilando, por momentos apagada y vos decidiste verla y caminar hacia el Sol. Y quizás no sabías qué hacías.

Así aprendimos a querernos de cierta forma juguetona. Con la mirada y la sonrisa, la vida se hace divertida y misteriosa.

Yo fui mejorando. Me empecé a sentir mejor. Y ahí pasó lo que pasa, que ahora, de alguna manera, llegó un momento de apagarte vos y no estar. Y lo más triste y alegre en este momento es que quiero decirte que te amo y también siento que tengo que esperar. Que no sabemos. Y sabemos que no sabemos. Vos estás ahí y yo cuando pienso en vos no puedo evitar amarte. Pero tengo que esperar. Me mata la espera. Me mata. No puedo ser poético. Me aflige tener que respetar a conciencia los espacios porque siento unas ganas inmensas de amarte con pasión. Pero siento que tengo que esperar porque no es un buen momento para vos y lo último que querría es que ese amor se convierta en una pregunta que ahora sabés que no querés responder. 

Ni yo ni vos sabemos qué va a pasar. Yo estoy y te banco. Cada día me tomo un ratito para mandarte amor y buenas vibras. Si llegan, genial. Si las recibís, genial. Si las aceptás, genial. Y si no también. Y si ya fue, también, va a estar todo bien. Pero no quiero irme de esta montaña sin iluminarte con mi Sol y decirte que te amo. Te amo sintiendo que hiciste algo que quizás no conocés y te amo sintiendo que yo en ese momento quería no quererlo porque no sabía cómo quererlo. Te amo porque no hiciste ningún acto heroico, actuaste con corazón y eso es todo. Si mañana seguimos jugando al amor, voy a ser feliz. Porque somos dos almas libres en el mundo de los espíritus y el amor puede ser un amor libre, con un propósito profundo y con sonrisas y espacios. Y si mañana terminamos el juego, yo solo pido el penúltimo o último turno para decirte que te amo y voy a llevar un "mí" de "vos" en una parte muy, muy especial de mi corazón.

...

2014 8 15. Y finalmente, mi expresión de amor llegó a destino. Ella no quería vernos más hacía unas semanas. La llamé para saber cómo andaba y demás, me comentó por WhatsApp lo que pensaba y le pedí de verla para despedirnos como creo que corresponde. Dijo que no quería. Insistí en llamarla. Accedió. La llamé. Terminé contándole lo que le quería contar en persona por teléfono. La odio un poco porque no tomó la iniciativa de dejarme ella y esperó a que yo la contactara para decírmelo. Pero bueno, yo también estoy loco y parte del juego de la locura es no saber qué carajo le está pasando al otro.

Chau, Polly. La puerta se cierra y queda sin traba. Voy a aprender a des-amarte y voy a estar bien. Y si bien ahora voy a dejar de amarte, te voy a llevar en una parte muy especial de mi corazón. Chau.

...

2014 8 17. Hoy te amo un poquito menos que ayer. No me atrevo a decir que ya no te amo, pero me estoy sintiendo bien. En realidad... ¿para qué mentirte? Yo puedo amarte sin que me ames y puedo amarte sin que estemos juntos. La decisión de dejar de amarte no es por mí. Es por vos. Yo siento que te dio miedo sentir que "se te venía mi amor". Sentir que el Sol empezaba a pegar fuerte y el viento te llenaba de arena el pelo. Es loco porque yo siento que vos de todos modos me amaste. Por lo menos hasta que te diste cuenta de mi amor. Y eso es más loco. Y es más y más loco todavía que si bien no puedo entenderlo del todo, lo comprendo porque entiendo lo que se siente sentirse deseado y yo también tuve problemas en mi vida con eso.
Yo siento que me amaste, me lo dijiste y me lo hiciste saber. Para vos fue fácil, fue un juego alegre porque del otro lado todavía yo no estaba. ¡Fue honesto! No dudaría nunca de ello. Y cuando te diste cuenta que yo te empezaba a amar... Uy. No. Pará. Uy uy uy, pará. No estaba preparada para esto. No... no. No puedo. Perdón pero no puedo. Me tengo que bajar.

Y está todo bien. Ahora hay una sola pregunta que me queda por hacerte, pero depende de si vos te hacés responsable por lo que sentís y aceptás que para mí es importante el simbolismo de despedirnos con un abrazo. Llegado el caso, vendrá mi pregunta.