Energía es generosidad. - 2014 4 13

Vibrar es un estado que muta y las vibraciones de uno varían en forma e intensidad.
El aire nos atraviesa y el viento que nos empuja es también el suspiro que exhalamos.

La energía no es una cosa, algo objetivable, pero existe. Es decir: la energía no es; existe. Se da, sucede, es un convite, un pase de manos, una ofrenda, una manera de hacer algo, un ímpetu, un principio que rige la sucesión y continuidad de las cosas en el Mundo.

Energía no "es". Sin embargo, se presenta y la vemos de tales maneras donde queda evidenciada.
Es un abrazo, una sonrisa y una mirada. Es un acto de generosidad.

La energía muta y asimismo es inmutable. No tenemos por qué hacer o pensar algo a través de ella y ella, incólumne, actúa a través nuestro como herramienta que nos arroja al suceder.

Viene, la sentimos, la captamos, hacemos algo con ella, la expresamos, le ponemos un moño, la regalamos, va. Siempre viene y siempre va. Nunca empieza y nunca termina. Viene y va. Viene... y va. Vino. Va. 

... 

Va.