Crónicas de un Mariano durmiente - 2006 12 17

Estoy acá Domingo, son las 10 y media de la mañana. La niña esta echada en la cama, tapada con tu polar amarillo. Yo puse Bitches Brew de Miles Davis y no tuve mejor idea que ponerme a escribir un poco la crónica de lo que esta pasando alrededor de tu cuerpo mientras vos estaras surcando algun planeta no reconocido por la NASA, en busca de seres de otro planeta que tengan del bueno.

Cuando te despiertes, estim que lo primero que habras notado es que tenes un cocodrilo a tu izquierda. Por favor, no lo toques. No le hables. Si te pregunta algo, decile que sos Roberto y que no estas a cargo ni responsable respecto a lo que le haya pasado a ciertos aventureros que se enmarañan en el reino animal jugando con serpientes, leones y tigres, y terminan muertos por una manta raya cuyo “latigo” atraviesa su corazon.

En fin, creo que esta claro: al cocodrilo no le des pelota. Si te levantaste yno estaba, mejor, es que ya se fue por el inodoro. Pero guarda que si de repente estas cagando y tiene hambre, te mastica un poco el gorrion.

Pasando a la segunda cuestion: cuando vayas a la cocina vas a encontrar una torta de chocolate rellena de dulce de leche y chocolate Aguila derretido. Como aventurero en la tierra del mas alla, tus jefes te ordenan que la pruebes. Vos afirmas con la cabeza aprobando la mocion.

La torta sale. Si le espolvoreas azucar arriba (como hizo un tal Leandro, amigo del escritor autor de esta crónica) va a salir como trompada de barrilete. Eso si, tus posibilidades de morir electrocutado por un rayo que ilumina el cielo porteño en una noche de musica clásica (especifico: orquesta sinfónica del Colon) y gotas de lo que parecen ser moleculas de hidrógeno mezcladas con moleculas de oxigeno, aumentan.

Entonces: cocodrilo, torta. 3er tema: mi equilibrio se vio trastocado por una intercepción de un filamento energético que cruzaba hacia el Noroeste, rumbo a Bolivia (sin escalas). Lamentablemente no pude hacer que lo asesoren en Aduana y me vino a ver sin consulta previa. Por lo que sucedió lo inevitable: se me volco TODO el filtro de café por a) la cocina b) el piso c) mi remera y bermuda d) mi existencia e) tu paciencia.

Afortunadamente, como tenes un amigo rrrre copado[1], calze un engranaje en mi principio (y esperemos que solo sea principio) de arquetipo neurotico-obsesivo y limpie todo. TODO. Te lave el baño tmb, y a tu perra Layka, que no se mancho con café, pero no pude evitar notar que sus patas estaban impregnadas de cenizas. Ah, mañana a las 18hs cae Pendorcha, para terminar el trabajo que empeze (falta encerar la terraza del edificio y decirle a los flacos de Ala que nos avisen cuando podemos volver a resprar el aire normalmente sin llenarnos las venas, los pulmones y los 4 ventriculos del corazon de lavandina y amoniaco.

4- ESTO SE SUPONE QUE ES VERIDICO[2].

5 – Las cosas las cosas las cosas las cosas. Tito se levanto un dia y se comio una galletita. A mi se me rompio una partecita del colgante que llevo a la divina gloria de su existencia una tal Yesica Florio, quien según se comenta, ahora no solo es licenciada en Limadeces (con un magíster en hablar con voz divertida) sino que tmb hace cosas para el universo.

Porque viste, si. Porque si. Porque hacer cosas es lo mejor que podemos hacer. Y ella decidio hacer cosas. Y no importa qué. Cosas! Es la mejor palabra inventada en el diccionario español.

LA MEJOR.[3]

10:58. Los hechos comienzan a adquirir un tinte flashbackoso. La hendidura del pasado se revierte sobre si misma, e historias y sucesos que han sido presas de las garras de la memoria son vomitados por una mente que no tolera los fracasos y prefiere volcar su pensamiento en una hoja de papel. Porque el papel se deja en algun lado escrito, y cuando otra persona lo lee... la persona que lo escribio, este donde este, sintiéndose como sea... esboza una sonrisa.

5 – Te comento: Niña Pala se dio vuelta en el colchon. La escuche decir cosas como “El agua Dasani trae cancer” y “a la Coca Cola le siguen poniendo merca”. Espero que tenga razon.

Se rumorea que a la Pepsi, por ser la contraparte, le ponen GHB.

4 – Cuatro. Cuatrochi. Occis, lo cual me recuerda nuevamente a Yesica Florio. El problema anti-dilema es que entonces me acuerdo del futuro: Limadia y Juan—a completar en el pasado. FAN. Fantastico, espectacular. Fantasma, contracatexia. Que es una contracatexia? Facil: una investidura energética proveniente del yo cuyo objetivo es, a traves de su fuerza, actuar como bloqueador de la irrupción pulsional que viene desde el sotano. O desde el 4to C, de quien se comenta que si bien es vieja y amargada, cuando era chica era una fiestera de aquellas. En fin, nunca tuve sexo con un departamento. Por ahora opto por la idea de tener un samba.

3 – Basta. No voy a escribir mas.

2 – En serio, basta. El reloj de la pc marca 10:56, el que tengo a 20cm de diferencia, 11:04. Me pareec que se pusieron de acuerdoi para hacerme una gastada. JE, este tiempo... es un loquillo. Bueno... me parecBASTA. No voy a escribir mas. En serio, posta. El hecho de que siga escribiendo es solo para confirmarlo. Listo. C’est fini. That’s all folks. Arrivederci.

1 –

No. Basta. No mas. NO MAS!!!! Es mas fuerte que yo, no puedo. Basta 11:12. NOOOOOOOOOO! Adsasdjaiodjasoid

Tururururu... hey! Narananananan hey! Tarararara hey! Laralalalala hey!

MIRA MIRA. ME LLAMO MARIANO PORQUE ESCRIBO EN SU COMPUTADORA.


JAJAJAJ; SOY UNO. PERO NO SOMOS EL MISMO0o.

UNA MANGA ED UN POLAR AMARILLO ACARICIA UNA “M” MUY PECULIAR.

PASA QUE ESTUVO YENDO AL GIMNASIO, ASI QUE LOGRO LEVANTAR ESEMOFLETE QUE LE COLGABA DEL BRAZO Y AHORA ESTA TEXTURADA COMO SOLO ELLA PUEDE ESTARLO.

Andro



[1] Nota: el autor puede haber tergiversado ciertos terminos para hacer que la sensación de leer este escrito sea mas placentera. PLACENTERA. Comete la placenta y nace cuando te pinte. Total, vas a estar toda tu vida pintnando el cuadro de tu vida. Y cuando termines, Dios lo va a colgar en su galeria de aquellas almas que no desplegaron sus alas porque “eso de volar me parece medio volado”.

[2] Para mas información, remitirse al punto 4 de esta nota.

[3] La excesiva glucosa y la euforizante cafeína hacen efecto en el sujeto que escribe, provocando ciertos frenesís de emocion y descontrol del tomate.