Pequeñas olas blancas - Parque de los Niños, 2009 9 11


Este día, todo estuvo en un lugar enigmático pero certero.
Jugamos a dar vuelta todo, a purificar lo Real, a volverlo nuevamente indescriptible.
Jugamos también a encontrar las voluntades más sinceras, entre pequeñas mezclas mentales de pasto y ollejo de naranja.
Una de las sensaciones más lindas, fue sentir que -aunque siempre, y ante todo- la Naturaleza era inminente a cada instante. Este pedazo de cielo, con esas nubes -pequeñas olas que llegan mansamente a la orilla-, era una superficie totalmente volátil y juguetona.

Alimentos y sus estaciones del año, frutas y su composición química

Hace poco más de un año Fran me prestó el libro "Comer y pasarla bien" de Narda Lepes. Me gustó mucho y algo que rescaté sobremanera fue un cuadro que presenta ella con las estaciones recomendadas para el consumo de cada alimento.
A su vez por otra fuente (que ya no recuerdo) me apropié de un cuadro que distingue los elementos químicos de cada fruta. Como para tener en cuenta...

El cuadro de las frutas lo bajan haciendo click acá y el cuadro de las estaciones lo bajan haciendo click acá. Ah: naranja (otoño), celeste (invierno), verde (primavera), amarillo (verano).

Salir a caminar - 2009 11 28

Creo que puedo pensarlo como un viaje en imaginación.

Digamos... uno sale, se va, excede los linderos de su casa. Uno se aleja de ella y ella queda allí, marcando la brújula mental. Entonces, se izan las velas; dos principales, también dos anclas que le sirven de frontera entre la tierra y las nubes. Camina levantándolas, procurando algún día lograr comprar un chocolate en un kiosko para aves. Sigue caminando.
Camina y tiene calor, mucho calor. Es más, el calor lo tiene a él. Es un asunto cotidiano dentro de su esfera psiquesomental, pero así también, admitámoslo, cierta propensión a prender el calefón.
Prender el calefón está hecho de lana y es blanco, con un cierre en el cuello. "Prender el calefón" habla con él; él le manifiesta su propensión y "Prender el calefón" concuerda: están compartiendo un mismo código. Deciden caminar juntos pero no tan juntos.
Él camina avistando en lo alto posible que es su alto, mientras "Prender el calefón" se ubica a su costado, algo pegado a la cintura, prendido de nudos a un morral.
El viaje es largo; ha sido largo. Pensé que había sido menos, ya que no me siento exhausto, pero no: fue mucho. Y fue muy placentero.
Personas, bares, música, alcohol, autos, motos, plazas, cigarrillos, colectivos, maquillaje, zapatos, taco, camisa, perfume, peinado, vestimenta, color, tela, sonrisas, lápiz labial, miradas, taxis, carteles, cosas.
Y allí arriba; las nubes, observando "ser-se" todo aquello y tanto más cuanto quiera reflejar cualquier otra superficie iluminable. A las nubes no les gusta la cumbia; el rock and roll, más o menos. Prefieren los discos de cantos de aves, si es que de discografía terrestre se trata. Me contaba una la otra vez que tiene una colección de discos de sonidos de Marte. Por razones obvias, no pude escucharlo pero de solo pensarlo, mis neuronas hacen sinapsis velozmente.
Muchas palabras, imágenes; hoy me acordaba de "Fenomenología de la Percepción". Le estoy volviendo a hablar, pronto lo voy a invitar a salir un rato. Las cuestiones relativas a la temporalidad y la existencia me andan requiriendo cierto nivel de dedicación (que por más dedicada que sea, no puede evitar tener sabor a poco).
El celular está acá enfrente mío. ¡Claro! Me olvidaba: celulares.
Hace mucho que no caminaba 10km. Creo que estoy volviendo a salir con Lo Real.

Nube - 2009 10 19


Me gustó esta nube; la foto la saqué desde el techo de mi casa, al compás de un atardecer.
"Vi" algunas cosas a través de la forma de la nube (o las nubes).
  • El contorno de lo que sería el continente de América del Norte.
  • Un cohete saliendo disparado en diagonal hacia arriba a la izquierda.
  • La cara de un señor del siglo XX, con los ojos semi-cerrados y un bigote parecido al de la cara logo de las Pringles.
  • Una reminiscencia particular a la tapa del disco single "High Hopes" de Pink Floyd.
Ja. Me pregunto cómo se sentirá una nube cuando "le" dicen que se parece a tal o cual cosa, a tal o cual persona, etc. Quizás deberíamos decirles que "las cosas" se parecen a ellas. Digo, pensándolo: ¿cuántas cosas desembocan en una nube?

Las Sombras Duales - 2009 9 13

Leandro González y Victoria Yani.
Parque de los Niños, Viernes 11 de Septiembre de 2009, 11:12hs.

Pocas personas conciben mi concepto de "esperar el colectivo" - 2009 9 5

Ayer estuve aproximadamente una hora esperando al 140, sobre avenida Córdoba, pasando "el puente" (no sé cuál, es "el puente" que pasa uno cuando se toma el 140 que va por avenida Córdoba).

Hacía mucho que no tenía la experiencia de estar "estancado" en un espacio-tiempo de esa manera, a la manera que mi única opción posible, "dable" para "mí", era esperar. O sea, podía haberme tomado otro colectivo (hacia destinos inciertamente conocidos), podría haberme tomado un taxi (pero si ayer a la noche no estuve dispuesto a pagar 40 pesos para entrar en un boliche, probablemente deducirán correctamente que tampoco estoy de acuerdo con tomar un taxi), etcéteras.

Hace un tiempo hablaba con Rayén acerca de la concepción (que al menos yo pude inteligir) que hace Heidegger acerca de la angustia.
Digamos, la pregunta inicial ante el fenómeno de la angustia, en relación al enfoque fenomenológico (que supone la intencionalidad, ante todo), es: Angustia... ¿ante qué?
La situación inicial, fenomenológicamente hablando, sería un escenario con estos parámetros: un Mundo, en el cual vivimos, y el cual vivenciamos a la manera de ser concientes en él a partir de lo sensible que nos provee el aparato conciencia-percepción indisolublemente ligado a la experiencia del cuerpo en lo Real.
Entonces, situación inicial planteada: somos en este Mundo, estamos acá, donde sea que el deíctico lleve en cada lector y lectora particular de esto que escribo. Yo estoy acá, vos estás ahí, allá, que es tu "acá". Estás vivo, estás viva, leyendo esto.

Segunda cuestión, para introducir el fenómeno de la angustia. Dentro de mi ambivalencia afectiva hacia la obra de Lacan, hay una cuestión que utilizé de soporte en la charla con Rayén. Lacan habla de nuestro miedo a la vida, del miedo a estar vivos. Él sostiene que lo que nos apresa en la angustia es la indeterminación de la vida en tanto enigma, misterio intransitable y cuya solución única parece estar trazada en "lo imaginable" acerca de la muerte: la seguridad de morir.
Es decir, Lacan plantea que aquello que nos da soporte para soportar la angustiosa existencia de vivir, es paradójicamente la seguridad que provee el hecho de saber que algún día, toda nuestra vida física-existenciaria va a terminar... que nos vamos a morir.

A colación de esto, un corto videillo de Youtube en donde encontré a Lacan teorizando sobre lo antedicho.



Y ahora, siguiendo con Heidegger, se plantearía esta cuestión análoga al planteo de Lacan. Para Heidegger, el fundamento de la angustia, lo "ante qué" de la angustia, se encuentra en la "posibilidad de vivir", en tanto responsabilidad por la propia vida.
Digamos, una forma de encarar filosóficamente el concepto de existencia, sería decir algo así como: Bueno, no entiendo la vida, no sé exactamente qué es, pero yo estoy vivo y soy totalmente responsable de este cuerpo constituyente y constituido en lo Real. En tanto tomo eso como supuesto básico para mi existencia, tengo que entender que siempre (bueno, no siempre, pero se entiende) tengo al alcance de mi existencia la libertad suficiente para elegir el decurso de mi vida.

Es un planteo muy cercano al fundamento existenciario de Sartre, que no recuerdo textualmente pero dice algo así como que somos totalmente responsables por nuestras vidas, que somos, los actores y las actrices, creadores y creadoras, de nuestras vidas.

Entonces, volviendo... la angustia, ¿ante qué? Ante la posibilidad indeterminada de vida, ante la responsabilidad de ser uno o una quien en mayor o menor medida puede definir los parámetros existenciarios del decurso de la propia existencia.

Recuerdo hace un tiempo salí a caminar "sin plan", digamos, el plan era "caminar"; era Domingo a la tarde-noche, y la avenida Corrientes (a las alturas del centro) no estaba "suficientemente" iluminada. ¿Qué encontraba yo allí? Bueno, aparte de querer encontrar "Fenomenología de la percepción" de Merleau-Ponty (finalmente lo encontré otro día en Plaza Italia), estaba encontrando-me yo "allí". Estaba yo allí, vivo, existiendo, viviendo esa tenue iluminación que fácilmente podía desgarrarme en angustia. Estaba transitando o coqueteando con la posibilidad de una angustia ante mi vida, ante lo indeterminado que resultaba a priori el hecho de salir a caminar por el solo hecho de caminar.

La diferencia con la situación de ayer, en donde yo me encontraba esperando, es que ahí no había demasiado movimiento corporal, más que golpes rítmicos (y obsesivos) con mis pies o mis manos. Primero me escapé de la situación calzándome los auriculares para escuchar a Steve Reich, y luego de alguna manera elegí sacármelos y empezar a observar de lleno el paisaje que integraba y que me estaba llenando en ese momento. Ahí de alguna manera abracé la sensación de "estar ahí", de sentirme en el momento, de estar viviendo el momento. De estar sólo en una parada de colectivo, con muy pocas esperanzas de ser rescatado por el colectivo prontamente. Era estar ahí, esperando, escuchando, viendo la cantidad de colectivos-que-no-eran-el-140 que pasaban frente a mí. Viendo a algunas personas, del otro lado de avenida Córdoba, meando contra las paredes. Camuflándome a voluntad de una persona que dentro de la aventura prejuzgué como un posible ladrón. Existiendo ahí a la manera de "la espera", del acontecimiento glorioso que suponía para mí ver un colectivo rojo acercarse, con la insignia en verde, "140".

Creo que ahí también estaba apresándome la posible angustia. Digo, no me angustié, pero la angustia podía ser en cualquier momento, a la manera de "enojarme", de "impacientarme", de "irme", de cualquier manera. Yo elegí vivir la espera, que el colectivo viniera a suplir mi necesidad. Engañosamente, diez minutos antes que llegase el colectivo, se sumaron a mi espera dos personas más. Pero más allá de contarles que probablemente el colectivo ya estaría por llegar dada mi sostenida espera de una hora (que supuestamente devendría en un entonces, ya tiene que venir algo egocéntrico), todavía tenía ese espacio de sentirme solo ahí, de vivir la espera en soledad de algo tan simple como un colectivo que en aproximadamente treinta minutos, me devolvió finalmente a mi casa.

_____

Acabo de titular el post; hay pocas personas en mi vida cotidiana que comprenden vivencialmente el concepto de "esperar el colectivo que me lleva a casa" a la manera de quizás tenga que esperar una hora.
En general mis amigos de Belgrano pueden tomarse cuatro o cinco bondis en cualquier lugar, que no tardan más de cinco minutos en llegar. Por tanto, apurarse, demorarse, perder uno, dos o tres no cambia radicalmente la situación.
En mi caso, soy de esas personas que cuando se disponen a retornar a su casa, caminan rápido hacia la parada, ya que "perder el bondi" implica, en los tiempos de tránsito de colectivos que me llevan a mi casa a la madrugada, mínimo una hora de espera hasta el próximo.
Por ello, realmente pocas personas (usualmente las que encuentro en la parada) conciben mi concepto de "esperar el colectivo".

"Señor oyente, no deje de escuchar" - 2009 8 14

Hoy a la madrugada, estaba reflexionando algunas charlas sobre temas como el lavado de cerebro, el control del comportamiento a través de los medios de comunicación y demás. Charlas que pueden ir desde "1984", la obra de Orwell, pasando por la película homónima, hasta la psicosis social creada por la Gripe A. En esa línea, experimentando con un nuevo programa de edición de audio que instalé en la pc, encontré algunos efectos que me dieron pie para crear esta obra. Obra sin demasiado sentido más que generar algún tipo de resonancia en torno a este tipo de charlas, alguna ejemplificación de producto "lava cerebros", algún mensaje sutil condensado en todos esos mensajes que transmito, que están en buena medida nutridos de experiencias personales.


Señor oyente, no deje de escuchar.



Señor oyente, preste suma atención. No pestañee. No titubee. No desvíe la mirada. No deje de escuchar. Usted fue elegido para escuchar esto. Usted está escuchando esto. Usted escucha esto en este mismo momento, desde allí, alineándose a esta sintonía cerebral. Usted ha sido elegido para escuchar esto, así que escuche, preste suma atención. No baje la mirada. No ría. No bosteze. No deje de escuchar.

Usted ha sido elegido porque usted es especial. No tosa. No estornude.

Usted se siente cómodo en este momento. No hay algo más importante que hacer en este preciso momento, más que estar escuchando esto. Usted es especial. No llore. No grite.

Usted está sintiéndolo. Hay algo aquí, que debemos transmitirle, y es importante para usted y toda su familia. Su familia también es especial.

Pero para ello, debemos advertirle. Dé precisas instrucciones a su familia. Ninguno debe pestañear, ni titubear, ni desviar la mirada, ni dejar de escuchar, ni bajar la mirada, ni reir, ni bostezar, ni toser, ni estornudar, ni llorar, ni gritar. Todos ahora están escuchando esto. Su familia es especial. Usted es especial, como su familia. No deje de escuchar.

Usted y su familia han sido elegidos para recibir este mensaje. Ustedes son especiales. No pestañeen, no titubeen, no desvíen la mirada, no dejen de escuchar, no bajen la mirada, no rían, no bostezen, no tosan, no estornuden, no lloren, no griten. Ustedes, usted y su familia, son especiales.

Señor oyente, preste suma atención. No deje de escuchar. Usted ha sido elegido para escuchar esto. Debe prestar suma atención a futuras sintonías cerebrales de este tipo, le serán informadas cuestiones secretas de suma importancia. Usted las escuchará y se sentirá compelido a obedecer, porque usted es especial. Usted y su familia. Ustedes han sido elegidos. No dejen de escuchar.


Leandro González / aMok

Puerta al Monte, en las afueras de Carpintería, San Luis - 2008 2 12

En nuestro viaje a Córdoba, San Luis y Mendoza, con Nato, Fran y Mariano, pasamos por una casa de Fran situada en las afueras de Carpintería, localidad ubicaba cerca de Merlo. El lugar es increíblemente lindo, los amaneceres y los atardeceres eran únicos. Recuerdo que cuando llegamos a la casa, luego de acomodarnos, agarré mi cámara y saqué dos fotos dentro de la casa. En un momento, me paré mirando hacia la puerta abierta, y tuve la visión de esta tercera foto, que me encanta.

¿Por qué 'aMok'? - 2009 8 7

Hace un tiempo ya, Tali (le otorgo su respectivo nombre en el espacio, que a lo mejor algún día lee esto) me preguntó “¿Por qué ‘aMok’?”. Hasta ese momento creo que nadie me había preguntado tan puntualmente por qué elegí ese sobrenombre, pero siempre había tenido la respuesta, habiendo registrado tres “momentos” en donde mi sobrenombre se llenó con tres acepciones distintas. Los primeros dos fueron bastante claros en el tiempo; el tercero es más bien un ideal.


1) En un video de Radiohead

El sobrenombre nació un día que noté una curiosidad en el que fue mi segundo video de Radiohead conocido allá por el 2000, The National Anthem. El video no es de la banda, sino del ganador de un concurso que premiaba la producción más creativa y votada del tema del entonces nuevo disco, Kid A. La curiosidad es que en el segundo 47 aproximadamente, el video presenta un pantallazo de cámara por un escenario en donde se ve una pared, en la cual hay fijado un cartel con un dibujo de una cabra que, tapándose los ojos, piensa o imagina “AMOK”.



No sé bien por qué me identifiqué a eso, pero me gustó cómo sonaba, “amok” (con el acento en la letra “o”), y quedó. Luego descubrí que “amok” en hebreo significa justamente “cabra”. Yo no me identifico particularmente con el animal, pero sí quedó la identificación con el nombre.


2) En un apunte de Psicología Social; el sindrome psiquiátrico Amok o meng-âmok

Pasado el tiempo, desde el momento que había elegido el “sobrenombre” (año 2002), eligiendo estudiar Psicología y estudiando la materia Psicología Social (año 2006) en la biblioteca de la sede de la UBA sobre Avenida Independencia, en un apunte encontré una referencia a un curioso síndrome psiquiátrico: el síndrome Amok. Creo que el apunte trataba sobre cuestiones de interpretación y objetivación de determinados tipos de conducta en distintas culturas y tradiciones; el síndrome Amok lo exponían como una manera “científica” de conceptualizar un comportamiento que aparecía como “dado” en unas tribus de Malasia.

Recuerdo que esa vez busqué en qué consistía el síndrome, y Wikipedia respondió:


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO) por Amok se entiende "un episodio aleatorio, aparentemente no provocado de un comportamiento asesino o destructor de los demás, seguido de amnesia y/o agotamiento. A menudo va acompañado de un viraje hacia un comportamiento auto-destructivo, es decir, de causarse lesiones o amputaciones llegándose hasta el suicidio".

http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_Amok


Desde ese momento, y en relación a lo que considero es mi “humor” característico, o mejor dicho, el manejo que tengo de los impulsos agresivos, “condecoré” esta acepción de mi sobrenombre como fundadora de algo así como un alter-ego de mi personalidad, una cuestión de jugar a ser lo opuesto, o de al menos, darme posibilidad de ser lo opuesto a lo que creo ser. Hoy en día no me veo tan identificado con ese alter-ego, pero sigue sorprendiéndome haber elegido ese término que entre otras cosas significa eso. Adentro mío, en mi cabeza, me imagino teatralizando una locura en donde delirase encarnar ese alter-ego y terminase suicidándome.


3) “AMOK” como “AMOR” liberado

La tercera acepción de mi sobrenombre es más una cuestión poética (y abaratadamente satirizable). En algún punto, en mi forma de analizar gestálticamente las letras, la “R” también significó el encierro de algo “allí arriba”, en la parte de arriba de la letra que está cerrada. Esto, a diferencia de la “K”, que pareciera tener ese mismo lugar abierto.



En ese sentido, “AMOK” era “AMOR”, donde “la R” se abría para liberarse. Metafóricamente (vale ponerse sátiros), para mí entonces fue una metáfora del “amor liberador”, o “amor libre”.



Más allá de estas tres acepciones, la cuestión de poner la “M” mayúscula fue sencillamente porque me gustó más.


¿Quién es aMok? Es quien cuyas palabras estás leyendo; soy yo: Leandro González.

En la actualidad, aMok nace en lo alto de una cima burlando la muerte haciendo deixis en el espacio.

Figura roja - 2008 11 25

Esto había comenzado desde el principio de las almas. Buscar era un hallazgo seguro y todos encontramos nuestro oro a medida que los demás se nos presentan como piratas. Nos creímos ricos y brillosos, pero no éramos nosotros los que brillábamos. Era solo el reflejo que el Sol proyectaba en el oro, hacia nuestros rostros enceguecidos.

aMok


Nada; verlo como "Meridiano", en distintos ángulos. Lo dibujé en el hall de la planta baja de la Facu de Psicología, sede Independencia, y me propuse escribir un par de frases de lo primero que se me ocurriese al mirarlo. No tiene mucho significado para mí, más que el hecho de hacer alguna alusión a determinadas formas o elementos que pueden o no saltar a la vista. En general, creo que es una persona sentada con la espalda apoyada en algo, con unos zapatos muy largos, la cabeza gacha mirándose las piernas, las cuales yacen extendidas sobre el suelo, y un brazo en alto con la mano abierta.

Sín título - 2008 (fecha inexacta)

aMok

No sé, yo veo muchas cosas; esencialmente veo una figura humana, sentada en un borde, con las piernas flexionadas, con la cabeza apuntando y mirando detrás suyo. No tiene brazos porque en ese momento no los necesita. A lo mejor, lo más importante para ese momento fue actualizarse en algún aspecto de la memoria que encontraba algún punto de significación en el presente. Recordar siempre "es" en determinado momento significativo, diría Merleau-Ponty. Ahí recordaba, y ahora recuerdo que ahí estaba recordando recordar algo. Re-(Mi Fa Sol La Si)-cuer-Do.

Astronauted - 2003 5 10


aMok

Bueno, para los que conocen o gustan de Radiohead, si tienen en mente el
artwork del cd "Ok Computer" van a poder ubicar esta imagen por alguna de sus hojas. Yo me identifiqué mucho con este dibujo en aquel tiempo (inicios de 2003); había muchas cuestiones de mi vida que se reordenaban rápidamente. 2003 fue el año en que egresé de la Secundaria, período de mi vida que estuvo signado por muchísimo aprendizaje, experiencia y también por muchos momentos de "asfixia", de "dificultad mental para respirar". Metafóricamente, entonces, este dibujo fue para mí identificarme en ciertos espacios con "dificultad para tomar aire", para sentirme, para darme aire a mí mismo, para alentarme. A su vez, venía del 2002, un año muy oscuro, rebelde y lleno de revoluciones internas, con mucha agresión y desafío a la autoridad, con muchísimas experiencias. Traía algo del 2002, al traer el fanatismo y gusto, identificación y vinculación con la música de Radiohead (en especial "Paranoid Android", primer tema y uno de mis preferidos de la banda).
"Astronauted"; una forma de decir que me sentía 'fuera en el Espacio', en un lugar inhóspito y hostil donde no tenía aire.
Volviendo al
artwork y a mi dibujo, un día garabatié esas líneas y esos contornos, esos contenidos, y quedó. Siempre me gustaron las flechitas "indicadoras", era como decir: por aquí y en esta dirección debería circular aire.
Los tres puntitos suspensivos que se ven en el centro a la izquierda del dibujo son una especie de pausa, como si el dibujo fuera producto de una serie de situaciones que llegaron a una pausa, "...", y aparece el dibujo. Como un resultado, asfixiarme como una respuesta ante algo. Sí, definitivamente si bien me encontraba asfixiado, yo también sostenía la situación, por lo menos hasta mitad de ese 2003 que recién empezaba. A partir de esa mitad de año, resignificando "mi historia", podría decir que hice un giro y me encontré respirando aires puros y profundos.

¿Querés pagar para coger con una mujer?


!!! CHICAS HOT !!!
DEL OBELISCO
PLANTEL RENOVADO
PROMO $30-
4382-4553
4381-6540
Perón 1215 4° "A"
BUCAL SIN GLOBITO HASTA EL FINAL
LAURA
PRIVADO - DOMICILIO - 24 HS.
(...)

Deslumbrantes
Señoritas
$20 $30
Nuevo Plantel
PRIVADO-DOMICILIO
(...)

Abril 21 años
Masajista Erótica
+ Aparatos
Placer Total !!!
PROMO $50
4372-0979 - 24 hs
Montevideo 581
(...)

TALCAHUANO 308
1° PISO "C"
4373-2052
4372-0558
UNA COPA S/CARGO
24HS
BEBOTAS, RUBIAS, CASTAÑAS
(...)

Gatitas HOT!!
PROMO $20
24 HS
PLANTEL NUEVO
PRIVADO - DOMICILIO
4373-6202
(...)

Vero 21 años
y sus amigas
Foto real vení
y comprobalo!!!
PROMO $30
Montevideo 581 1° "H"
4374-2931
(...)

NANCY 22 AÑITOS
Y AMIGAS...
24 HS.
DESDE $30
PLANTEL TOTALMENTE RENOVADO
EN TALCAHUANO 259 3° "A"


Hace unos cuantos días andaba esperando a Fran en la puerta de Guerrín (la del centro); llegó, almorzamos y nos fuimos a flâneurear un rato por la ciudad. No encontramos mucho, pero justo a la salida de Guerrín había unos teléfonos públicos con lo que denominamos el típico aspecto de teléfono público porteño: lleno de volantes y papelitos ofreciendo sugerentes ofertas sexuales.
Yo, que nunca pagué y no planeo pagar para coger, y que desconozco totalmente la dinámica de las putas en la ciudad, me quedé observante ante la insistencia del factor "Plantel renovado"; como si se tratara de mujeres que llegado un punto, las fletan de la "organización" y buscan "carne joven nueva" para atraer a los consumidores. Si bien lo ilustro peyorativamente, no digo exactamente que me parezca mal, aun yo no compartiendo el gusto. Pero resultó interesante, acercarse y ver, observar, qué son esas palabras, qué indican, cómo activan la fantasía. No falta el indicador que me pareció más clásico refrente a la edad; "21 años", como también "Y sus amigas", que parecen estar embozando fantasías más típicas del supuesto hombre que imagino podría y gustaría pagar por cojer con una mujer (o dos, o más).
Hasta ahora nunca vi carteles ni volantes de transexuales. Pululan por los rubros de algunos Clasificados, pero se ve que todavía no está tan socialmente aceptado. Yo siempre imagino, trato de proyectarme en el tiempo, al momento en donde la homosexualidad sea algo totalmente aceptado y el transexualismo llegue al lugar donde la homosexualidad está hoy en día. Digo, yo no comparto el "gusto por", pero en la medida que es un movimiento social, que implica diferentes preguntas y respuestas por lo que significa ser hombre y mujer, sentirse mujer en cuerpo más allá de haber nacido hombre (y hablo más curiosamente para el caso de los transexuales, más allá de los hombres homosexuales). Obvio que estudiando Psicología, sobretodo Psicoanálisis freudiano, tuve muchas respuestas a estas cuestiones pero son todas respuestas medianamente elaboradas y científicas. Nunca hablé, por ejemplo, con un transexual para preguntarle realmente cómo llegó a darse cuenta que era eso lo que quería. Digo, sin prejuicio y sin desprecio, preguntando cómo es que llegó a comprender que realmente le gustaba eso, cosas como transformar su cuerpo, que lo cojan hombres por el culo, cojerse hombres (y mujeres, por suerte también sé de esos casos). Obviamente, nunca llegué a hablar porque pienso prejuiciosamente que a un transexual probablemente no le interesaría hablar así sin más de ese tipo de cuestiones y probablemente le gustaría que le paguen, cosa que yo no haría.
Bueno, me fui con el tema del transexualismo.
Ahí tienen la foto... y los teléfonos, no sea cosa que alguno se ponga vergonzoso.

Enmanarbolado - 2008 7 14

Estaba viendo fotos de cuando Mariano me invitó a su quinta, por la localidad de Del Viso, en provincia de Buenos Aires.
Recorriendo la quinta di con este árbol en donde pude figurar una imaginaria mano apoyada sobre la corteza.



Se podrá imaginar de distintas formas; yo en realidad imaginé dos manos posibles, pero esta me pareció la más coherente (la otra tenía la longitud de los dedos despareja).

Alimentando a las palomas, con Rayén, en Av. Las Heras y Av. Pueyrredón - 2009 7 21

Dándole barritas de cereal a la palomas en la plaza de esa esquina, con Rayén. El sonido sale desfazado... pero bueno, las palomas están.



Advertencia: Las palomas NO realizaron mi encuesta. Hum.

Teo "bañándose" en mi cuarto - 2009 7 21

Helo aquí, al felino bon-vivant, relamiéndose en la cama de mi cuarto.

Reserva La Payunia, Circuito Los Volcanes - Malargüe, Mendoza - 2009 2

Decidí hacer algunos post con más fotos que saqué en esta reserva volcánica. Las fotos hablan por sí mismas...




"Pensar" como un posible "dirigir la voluntad hacia la inteligencia" - 2009 7 26

Hoy, en el fin del almuerzo a horario estrambótico-dominguero con mi familia, a mi viejo le surgió una pregunta que me transmitió y generó un mini-debate: ¿Qué es el pensamiento?

A través de una serie de proposiciones que fuimos haciendo, preguntas ampliatorias, digamos, a través de toda la serie de encadenaciones de ideas que fuimos "diciendo" a través de las reflexiones, se fueron hilvanando determinadas ideas que pueden girar en torno a lo que entendemos por pensamiento.

Una de las ideas, gira en torno a pensar el pensamiento bajo lo que "hoy en día, en esta cultura, acá" representa socialmente 'pensar'. Lo analogamos a un "pensar con palabras", es decir, pensar con el lenguaje, utilizando el lenguaje como herramienta indispensable y "de base" para el pensar. Digamos, yo ahora, estoy haciendo algún tipo de reflexión escrita acerca de lo que pensamos acerca de pensar en ese momento, estoy volviendo a esa discusión: estoy volviendo con palabras, con la forma meticulosa y obsesiva que encuentro de desplegar en terminología relacional esos caminos de lenguaje que se construyeron a partir de la idea disparadora. Me estoy basando en el lenguaje, lo estoy utilizando para pensar. Socialmente hablando, diría entonces, se puede representar al lenguaje como vehículo de pensamiento, lo cual daría una idea particular acerca del pensar: pensar en ese sentido tendría por común de sí "hacer uso del lenguaje".

Otra idea empezó a surgir con numerosos ejemplos que daba mi viejo acerca de un posible "pensar" de los "animales" (sin entrar en dicotomías persona / animal, sino tomando como eje de referencia cierta distancia de nuestros ancestros primates como para poder hacer una comparación hacia una "originaria" y mítica categoría "animal" desprovista de "cultura" o suficientemente improvista de "lenguaje"). En ese sentido, pensamos cómo sería un posible pensar de las plantas por ejemplo.
El ejemplo que daba mi viejo era: hay un bosque, donde crece una planta. La planta lleva en su "modo de ser", genético, originario, innato, instintivo, crecer en una dirección que le provea la mayor cantidad de luz posible.
La propuesta de mi viejo giraba en torno a pensar las posibles "opciones" que posee esa planta que crece en el bosque, en torno a lo que sería la posibilidad de la planta de "'pensar' opciones".
Pero salió también una crítica a esa posibilidad: la planta en sí, no porta en su "ser planta" algo que le permita hacer algún tipo de "elección" en torno a "aprovechar la luz del Sol". El hecho que la planta "busque" la luz del Sol para nutrirse no significa una opción entre otras, sino que significa "Lo". Es decir, no es siquiera una opción, porque en el código genético de la planta que la dispone a "ser" de determinada manera en relación al Sol, no hay posibilidad alguna de escapar de este único "lo" que hace una planta para vivir.
Así, empezamos a pensar el pensamiento como relacionado de alguna manera con la plausibilidad de figurar opciones, en principio. Esto llevaría a un ulterior "considerar la voluntad", en torno a la plausibilidad de las distintas opciones. Es decir, "pensar opciones" implicaría la posibilidad de ejercer algún tipo de acción orientada hacia alguna de esas opciones. Con lo cual, comenzó a mentarse el "voluntad" en torno al pensamiento.

Pero a su vez, esta segunda idea estaba bastante relacionada con la primera. Es decir, pensar la voluntad en torno al pensamiento no deja de arrastrar determinada concepción socialmente aceptada acerca del pensar que implica una posibilidad de "hacer luz" en determinado tipo de conciencia acerca de "las opciones", acerca de la posibilidad, por ende la plausibilidad.

En ese sentido, pensamos un "pensar" equívocamente 'animal' (en el sentido que lo único que nos separa de 'lo animal' es la cultura) desprovisto de una voluntad precisa.

El ejemplo que encontramos daba algún tipo confirmación a la vez que cuestionamiento sobre esto era...
Pensamos una situación en donde un animal herido, decir, una cebra, yace en una sabana africana a punto de ser devorada por un león. La cebra, hasta el último momento posible, va a intentar hacer algo por su vida, por más que objetivamente hablando su condición sea de muerte segura. La cebra en ningún momento podría figurarse un "dejarse morir" en el sentido de un suicidio; no se encuentra en su comportamiento.

No obstante, empezamos a pensar cómo sería pensar el tema de la voluntad en casos de animales que se registra cometieron actos de suicidio. Mi hermana traía ejemplos contados por el novio de una amiga suya que trabaja en el zoológico de la ciudad, de animales que se suicidaron (probablemente por estados depresivos y de embotamiento emocional tras la captividad).

Entonces, podría vislumbrarse algo diferente acerca de lo que sería pensar la posibilidad de pensar en tanto elegir y un posible dirigir la voluntad hacia determinada opción.
Pero fue curioso también que los animales, esos animales que llegan a estados en donde eligen suicidarse, mantienen cierto grado de parentesco "no demasiado distante" de nuestro eslabón como especie.
Es decir, los monos por ejemplo, que eran uno de los ejemplos de animales que se suicidan, están comparativamente muy cerca de nuestro eslabón humano, de los primeros "homos". Digamos, ahí la diferenciación entre pensamiento metafóricamente "animal" y "humano" se desvanecería aún más.

Ahora, bajando de vuelta en el supuesto "árbol evolucionista de las especies", las especies más lejanas a nosotros y por ende más fácilmente comparables... llegamos a la conclusión que si bien podríamos hablar de "pensamiento 'animal'", quizás sería esencialmente y biológicamente correcto hablar de "inteligencia". Digamos, si un animal está a punto de ser atacado por otro animal que se presenta más fuerte y peligroso, este primer animal de alguna manera "intelige", es decir, elige 'en su cabeza' (metafóricamente hablando) que la mejor opción es tratar de huir de ese animal más peligroso. Digamos, algo muy cercano a los mecanismos de supervivencia propuestos por la Biología del Comportamiento: la conducta de huida y la conducta de enfrentamiento. En tanto ese nivel de posibilidades de la acción, se hablaría de inteligencia en ese caso. Desimaginando o des-representando aquella 'voluntad' nítidamente humana en el pensamiento como tal, podría pensarse el pensamiento ahí también como "decisión de evaluar la acción más apropiada". Está claro que quizás no sea una decisión puramente conciente o voluntaria, que puede estar predispuesta muy fuertemente a partir de los factores genéticos adquiridos (que nunca son absolutos y deterministas, igualmente). Pero ante eso, podría vislumbrarse un posible pensar en los animales ejemplificando con estas "decisiones de conducta" posibles en estos escenarios de peligro.

En definitiva, en torno al pensar más "humano", quedó como fruto algo así como un pensar dirigiendo la voluntad, un reflectar opciones a partir del lenguaje. Como una inteligencia puesta al servicio por la voluntad y el lenguaje, culturalmente hablando.

Bueno... me cansé de flashear. Creo que algunas ideas quedaron plasmadas... jaja. El otro día hablaba con Fran acerca de qué significa para mí tener este blog. Mi respuesta, que es una entre otras, fue que estas cosas que escribo a veces simplemente las escribo para mí, para escribírmelas, como una forma de mantenerme en contacto "real" (más allá de puramente-mente) con mis ideas.

________

Luego de haber escrito esto, editando determinadas palabras en negrita, menté (menté en la mente) cierto aspecto del pensar que se me estaba camuflando mientras escribía. Me parece que estuvo siempre ahí en lo que escribí pero como me quedó tan claro, lo expongo y hago visible: pensar siempre es pensar algo, siempre es una actividad orientada, siempre actúa en relación a determinado "qué", por más que sea un puramente pensar reflexivo sobre las ideas. Creo que se me camufló en el escrito porque me ensalzé demasiado en jugar a la dicotomía "animal / humano" y se me escapó el pensar desde una postura filosófica, en detrimento de un enfoque que tratase de ser biológicamente armónico con todas las especies.
Otra cosa que se me escapó pero yo tengo muy clara es que en nuestra Cultura pensamiento y lenguaje, si bien funcionalmente distintos, son también muy análogos. Quedó retratado en el principio del escrito en el sentido de "lenguaje para pensar".
También, todas las dicotomías expuestas son puramente ficticias, este "jugar" que menciono se trata de hacer una abstracción impura y solo dando ciertas reglas de juego para reflexionar que de otro modo harían la cuestión absurdamente compleja. Digamos, uno va haciendo cortes metodológicos en cómo se va a acercar a determinada pregunta. Yo respondo jugando de cierta manera a pensar "los animales" distintos de "las personas"; podría no haberlo hecho así y tampoco habría salido algo demasiado distinto necesariamente. Pero salió así, supongo que de eso se trata ponerme a hacer una reflexión "como venga".

Av. del Libertador y La Pampa - 2004 10 11

Hoy, pensaba en esta nueva sección: Flâneur, término que fue compartido hace añares por Guido Gamba, quien en aquel entonces me contó algo sobre la obra de Charles Baudelaire. Flâneur busca retratar momentos, experiencias, imágenes, sensaciones urbanas; hoy recordé esta aventura que protagonizamos con Patra y Mariano hace unos cuantos años en la ciudad, con mi primera cámara digital. Para mí uno de los momentos más aventurosos fue recorrer el túnel de Av. del Librtador y La Pampa, túnel que luego sería presa de varios pasajes bicicleteros en salidas mías a los lagos de Palermo.


En ese momento Patra andaba con la cámara y sacó unas fotos que me gustaron mucho. La penúltima la usé un buen tiempo de "avatar" en el MSN, recibiendo elogios y otorgando los respectivos laureles y honores al creador.



Hoy, las comparto acá.
Una curiosidad de cuando compartía las fotos, fue observar, tanto en la penúltima como en la última, determinado espacio "alrededor mío" (soy el de sweater azul) de color blanco luminoso, que muchos visualizaron como "mi aura". Yo pude verme así, y también encontré la explicación más "científica" por llamarla de alguna manera, que consistía en observar que en el lugar donde estaba parado había un juego de reflejos de luz en las paredes que marcaban un área más clara que todo el resto de la pared. Obviamente, ambas visualizaciones conviven en mí hasta el día de hoy.

Reiki: energía universal - 2009 7 6

Hace exactamente 22 días hice un curso de Nivel I en Reiki; fue una experiencia nueva pero no tan nueva; fue no tan nueva en tanto como técnica se apoya en un sistema de conocimiento que vengo mentando hace tiempo ya (aquel relativo a los chakras), y fue nueva en tanto fue el aprendizaje, la apertura, iniciación y apropiación de una técnica de armonización energética.

¿Qué es Reiki? Significa "energía universal".
¿De qué se trata? Se trata de una técnica por medio de la cual una persona actúa de canal energético para que la energía libre en el Universo nutra el cuerpo energético de otra persona y armonize determinados puntos energéticos, llamados chakras.
¿Cómo funciona la técnica? La persona que hace la aplicación apoya sus manos en las zonas en donde corporalmente se "sitúan" los chakras y canaliza la energía universal abriendo su propio canal desde el séptimo chakra, Sahasrara, llegando al nivel de Anahata, el chakra del corazón, a partir del cual la energía universal se desplaza por los brazos de la persona que aplica hacia las manos, transmitiendo la energía a la zona del cuerpo de la persona que recibe, en donde las manos están apoyadas.
¿Realmente funciona? Bueno, yo no voy a ponerme a darle status de "Verdad absoluta" a mi experiencia, pero esta, desde que hice el curso, fue: yo recibí y sentí los efectos que de acuerdo a mi cuerpo energético armonizaban mis chakras; a su vez, apliqué y las personas a las cuales apliqué a su vez sintieron una sensación de profunda armonía. Creo que en todo caso, algo que yace como "verdad relativamente dable" es que la persona que recibe, como mínimo, va a tener una sensación de relajación. A partir de ahí, quizás dependa de si la persona cree en la técnica, o de si su cuerpo puede aceptar esa energía, o de muchas cosas más. A través de mi sucesiva experiencia supongo podré ampliarme más en esto que comienza a ser una "herramienta espiritual de armonización" para mí, una forma de vibrar en Anahata.

Creo que lo mejor que puedo decir es que me está resultando una técnica simple pero sumamente efectiva, pura, sin cuestiones complejas o secretas y que posiciona al "reikista" en una actitud de profunda humildad y respeto a la energía cósmica, disponiendo su propio cuerpo como canal energético de sanación para otra persona, a su vez manteniendo puro su propio canal.

Diente de león (2) en Plaza San Martín (Malargüe, Mendoza, Febrero 2009)

Publicidad de licor de café Borghetti (Reflexiones propias) - 2009 7 2


Publicidad de licor de café Borghetti

Hace unas semanas empezé a notar esta publicidad en donde, como se ve en la foto, se presenta la imagen de una mujer. Paso a detallar las características de la mujer que para mí resaltan:

- el hecho que tenga maquillaje en primera instancia no me parece llamativo. Me parece un patrón común en la publicidad.

- Noten que no tiene pelo visible en la frente, lo cual sería un indicador de que tendría el pelo atado (o “controlado”) de alguna manera.

- Noten que la mujer se está tomando el saco con las manos, de una forma que (deducido a partir de la posición de los dedos –de los pulgares sobretodo-) podría inducirse que está por abrirse el saco. Obviamente debajo del saco no tiene ropa, eso se aprecia y va de nuevo en sintonía con el típico patrón de asociar consumo de un producto = mujeres sin ropa.

- Ahora, lo más curioso para mí fue notar este paralelismo. Habrán notado que en el cuello, la mujer tiene pegada una etiqueta. Y esa etiqueta es idéntica a la que se presenta “en el cuello” de la botella que se promociona. ¿Qué tipo de reflexión puede derivarse de ello?


Y en general, ¿qué tipo de reflexiones pueden derivarse de estas curiosidades?

Bueno, yo les expongo la mía, en forma de frase metafórica: “Cuando tomes licor de café Borghetti, va a ser como si desnucaras y le sacases la cabeza a una mujer, que está pronta a desnudarse frente tuyo, y vas a incorporar (vas a tomarte) el contenido de la mujer, que está totalmente sumisa y esclava a tu deseo (palabra que aparece en el slogan), indicio del cual forma parte el hecho que tenga el pelo atado (su propio deseo está contenido, domado, controlado, reprimido).


Esta reflexión nació de mí principalmente a partir del paralelismo entre el cuerpo de la mujer y el cuerpo de la botella. Si pensamos “la mujer como botella”, figurativamente, “para tomarnos la mujer” deberíamos desenroscarle la cabeza a partir del cuello (desnucarla) y arrancarle la cabeza (sacar la tapa de la botella) para verter el contenido de su interior.


Y se sigue a partir de la observación del pelo atado, que se toma como sugestivo indicio del “deseo controlado” (y esto bajo una interpretación psicoanalítica freudiana), lo cual estaría en sintonía con expresar la condición de sumisa y esclava de la mujer, pronta a sacarse la ropa.


Entonces... me pregunto, ¿de quién es este deseo, allí donde siempre hay una estrella? Yo, más que un deseo, veo dos: uno controlado y reprimido, sometiendo a la mujer a la muerte… ¿y el otro? Pareciera estar más del lado del “deseo de” hacer “eso” con la botella, figurativamente, la intención inconciente de matar a la mujer e incorporar su interior en forma de licor de café.


Me pareció novedoso (aunque seguro no es la primera publicidad que asemeja el formato y forma de su producto con el cuerpo de una mujer) el hecho de sugerir expresamente este salvajismo, este “tomar a la mujer por el cuello, arrancarle la cabeza y tomarte su interior”.


Bueno… hasta ahí llega mi reflexión. Pueden estar de acuerdo conmigo o no. El paralelismo entre el cuerpo de la mujer y el cuerpo de la botella es evidente y en la imagen marco los dos signos de ello… si les queda alguna duda acerca de la función que se le otorga a la mujer en esta publicidad, a partir de esta analogía, los invito a pensar: ¿qué hace uno cuando abre una botella?

Benny Hill - Joggers

Hace un tiempazo ya que no veo algún show de Benny Hill por la tv, me acuerdo antes los pasaban en el canal Retro, si bien recuerdo. En fin, tengo varios clips en mi usuario de Youtube y se me ocurrió postear alguno que otro acá... me encanta, me encantan los sonidos que ponen, las caras, las cámaras rápidas, las secuencias, es un humor tan simple y tan inocente, apela a lo figurativo y a mí me hace reír un buen rato.

Benny Hill - Joggers.


Análisis de publicidad de ketchup Hellman's - 2006 11 10

Hace unos años (bueno, en el 2006) salió una publicidad de Hellman's que posteo a continuación. Viéndola un par de veces empezé a observar determinadas curiosidades que me llevaron a hacer un análisis de la publicidad bajo un marco teórico psicoanalítico freudiano. Les comparto mi análisis, me animé a publicarlo por la actitud crítica y analítica que me surge ver numerosas publicidades de hoy en día, que sugieren subliminalmente determinadas concepciones y significados acerca de "ser hombre" y "ser mujer". Acá está la publicidad:




Y este es mi análisis, escrito a fines del 2006:

Publicidad de Ketchup Hellman’s

La publicidad transcurre más o menos de este modo:

Hay un pibe en la cocina preparándose un pancho, sube al cuarto, le pone ketchup a su pancho y en ese mismo momento, por presión, el ketchup sale disparado hacia un póster que tiene en su cuarto. ¡Oh sorpresa! El póster es de una mina que está bárbara. La publicidad así adquiere su aparente sentido humorístico: el pibe se pone a lamer el ketchup del póster (es decir, “sobre” el cuerpo de la mina), y el efecto cómico llega cuando entra el padre al cuarto y lo ve, más que con las manos en la masa… con la lengua en el póster.

Esa es una primer lectura, seguramente la lectura que nos propone la publicidad. Involucra el tema base de todas las publicidades del momento, especialmente estas recientes de Hellman’s. Sí, obvio, era lo que estábamos pensando: sexo.

Pero también hay una segunda lectura implícita en esta publicidad, y consiste en esto:

Cuando el pibe sube a su cuarto con el pancho, si prestan MUCHA atención al posicionamiento de los objetos en la escena, van a notar una extraña combinación del pancho con el póster de la mina.

El pibe entra a su cuarto con el pancho en la mano, y hace un giro (creo que para sentarse en su silla) en donde el pancho queda extrañamente superpuesto al pubis de la mina del póster. Es menos de un segundo, pero como voy a pensar más abajo, es no menos que un segundo inconciente, ya que la trama de esta segunda lectura no termina ahí.

Observen bien la publicidad, VAN a terminar viendo que el pibe pone el pancho a la altura del pubis de la mina, sobre la bikini. Lo posiciona acorde como para que cualquiera de nosotros, limados pensantes, piense: “El pancho es la pija de la mina”.

Ahora… pensar eso no sale de una, obviamente. Pero si traemos ciertos términos psicoanalíticos para el caso, me parece que la relación va a estar más explicita:

- Madre arcaica (fálica)

- Bisexualidad / homosexualidad

- Negación de la castración en la mujer / transexualidad à castración (sangre)

Esta ultima oposición (negación de la castración / castración) la pensé luego a partir de esto: ¿no les parece extraño que el pibe derrame ketchup “en” la mina”? ¿Es decir, que el ketchup quede derramado en la mina? ¿Qué relación puede haber entre el ketchup (rojo) y lo castrado (que debidamente habrá dejado rastros “rojos”)?

Sí, estoy aludiendo que el ketchup es la sangre de la mujer castrada. Pero todavía hay mas: ¡el pibe LAME el ketchup! Quizás es solo una analogía sangre – semen: aquello que es expulsado con dolor, también es expulsado por placer (relacionado con la eyaculación, pero más primitivamente con el abandono de la posición de “castrada” por parte de la mujer, para poder gozar de la vagina como órgano sexual privilegiado)

Pero anteriormente el pibe, simbólicamente diríamos, ¡dotó a esa mujer de un pene! (el pancho). Entonces, ¿Qué se juega en estas 2 escenas?

Yo creo que definitivamente hay cierta fantasía, no se si de homosexualidad, de transexualidad o de voracidad oral (el pibe quiere comer –incorporar oralmente- ese falo de la mujer). No se si de resistencia a la madre fálica.

Pero a partir de esta segunda lectura la primera ya está totalmente desterrada.

El efecto cómico queda relegado a un fondo en donde la escena principal es sombría, llena de términos de los cuales desconocemos (pero conocemos) su relación: mujer castrada, negación de la castración, semen, sangre, fase oral (caníbal), pensamiento falo-centrista.

Este último término quizás no esta tan explicito pero gira en torno a lo que más salta a los ojos en la publicidad: que la publicidad gira en torno a la salchicha (vale reírse). Pero sí, la publicidad gira en torno al pene, relacionado con la mujer. O sea que hay cierta negación de la posición femenina, determinándola solo como un resto de la posición masculina que fue abandonada con cierta “ruptura” (castración). Y esta negación, cuando no, ¿de quién podía venir? De nosotros, que estamos tan felices con nuestro falo. Me refiero a una negación del hombre de una aparente castración de la mujer, en contraposición a una aceptación de las diferencias en base a los pares antitéticos complementarios ( masculino – femenino), en base a las diferencias genitales (pene – vagina).

Miren la publicidad, y noten ese medio segundo en donde la mujer tiene pene. Eso no lo van a poder negar. El resto es interpretación mía a partir de segundos complementarios. Noten cómo difiere la interpretación de la escena en donde el pibe lame el ketchup: en una primer lectura, es una cuestión cómica, sexual sin tapujos. En una segunda lectura involucra todo un sistema de pensamiento que podría ser llamado “machista”, con residuos homosexuales del psiquismo masculino.